Casa Blanca reforma criterios de seguridad luego de escándalo

Anuncios

Washington (AFP)

El secretario de la presidencia estadounidense, John Kelly, ordenó ajustar los criterios sobre el acceso del personal de la Casa Blanca a información confidencial, luego de que un funcionario trabajara durante meses sin la habilitación plena.

Kelly, un exgeneral del cuerpo de Marines, propuso una serie de cambios con el objetivo de limitar las habilitaciones temporarias de seguridad, pero que parecen también destinadas a pasar raya luego del revuelo generado por el escándalo en torno a Rob Porter.

Porter, que tenía acceso diario al Salón Oval y manejaba documentos confidenciales, debió renunciar este mes luego de acusaciones de que golpeaba a sus dos exesposas.

Durante meses el FBI supo de las acusaciones y notificó a la Casa Blanca, pero continuó teniendo acceso a secretos de Estado y a reuniones confidenciales.

La situación de Porter podría haberlo hecho objeto de chantaje.

"Pudimos -y en el futuro, debemos- trabajar mejor", escribió Kelly en un memorándum al personal. "Los recientes eventos han expuesto algunas carencias persistentes".

Un comité del Congreso investiga el caso.

Entre los cambios recomendados por Kelly se incluye priorizar los casos más urgentes y mejorar el intercambio de información entre el FBI y la Casa Blanca.