Militantes del UKIP británico se pronuncian sobre si mantienen a su líder

Anuncios

Londres (AFP)

Los miembros del partido británico eurófobo UKIP votan este sábado para mantener o no a la cabeza de la formación a Henry Bolton, criticado desde el escándalo desatado después de los comentarios racistas de su exnovia sobre la prometida del príncipe Enrique.

El 21 de enero, el comité ejecutivo del partido votó por unanimidad, excepto el mismo Henry Bolton, contra su líder, que pese a ello se negó a dimitir.

Tras este voto de confianza se convocó el congreso extraordinario de este sábado en Birmingham, donde está previsto que participen cerca de 2.000 miembros.

El líder populista ha sido blanco de un alud de llamados a dimitir desde que un diario británico reveló que su ahora exnovia Jo Marney había hecho comentarios racistas sobre la prometida del príncipe Enrique, Meghan Markle, y las personas negras.

Tras este escándalo, Bolton puso fin a su relación con Jo Marney, 29 años más joven que él, por la que había dejado a su esposa. Pero la prensa británica difundió después fotos en las que aparecían juntos.

En el Daily Telegraph, Nigel Farage, líder histórico de la formación, lamentó que se produjera este culebrón. Afirmó sin embargo su apoyo a Henry Bolton, estimando que la situación del UKIP estaba demasiado deteriorada para iniciar una búsqueda de un nuevo jefe.

Bolton, exoficial del ejército de 54 años, es el tercer líder de la formación desde que Farage dejó el cargo en noviembre de 2016, poco después del referéndum del 23 de junio de este mismo año en el que se decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El UKIP hizo campaña a favor del Brexit pero desde entonces tiene problemas para encontrar su lugar mientras debe hacer frente a dificultades financieras.