La tecnología al rescate de los agricultores birmanos

Anuncios

Aye Ywar (Birmanie) (AFP)

Con la aplicación móvil gratuita, San San Hla encontró una nueva arma secreta para luchar contra el barrenador del arroz, un lepidóptero que destruyó sus arrozales del centro de Birmania en los dos últimos años.

Mientras observa cómo sus trabajadores temporeros traen la cosecha al pueblo de Aye Ywar, al oeste de Rangún, esta mujer de 35 años se alegra de poder aplicar los consejos de la aplicación en materia de pesticidas.

"Solíamos cultivar como nos enseñaron nuestros padres", cuenta. "Pero desde que tengo esta aplicación, entiendo cómo debemos actuar... Más vale utilizar técnicas adecuadas antes que trabajar ciegamente".

En Birmania, el sector agrícola emplea a más de dos tercios de la población activa y representa cerca del 28% del PIB. Pero los beneficios son escasos, sobre todo si se comparan con los países vecinos.

Los creadores locales de esa aplicación sueñan con convertirla en una herramienta que suponga un gran paso adelante para los campesinos. Su programa ofrece pronósticos meteorológicos precisos, información sobre los precios de los cultivos, así como consejos sobre los pesticidas y los fertilizantes.

Algunos foros de conversación permiten asimismo relacionar a los agricultores entre ellos o ponerlos en contacto con expertos.

La página web Green Way, creada por dos exalumnos agrícolas, fue lanzada en 2011. En aquel momento, las conexiones a internet eran muy limitadas en el país y muy caras, así que la idea no prosperó, recuerda uno de los fundadores, Yin Yin Phyu, de 28 años.

Pero en apenas unos años, todo cambió. Birmania salió de cerca de medio siglo de dictadura militar, y las empresas de telecomunicaciones se lanzaron a la conquista de un mercado que casi había ignorado la era de los ordenadores personales y de los primeros teléfonos móviles.

El precio de una tarjeta SIM pasó de 3.000 dólares en 2005 a apenas 1,50 dólares en 2013. Y un 80% de la población tenía un smartphone a finales de 2017, frente al 7% que poseía uno en 2012.

- 'Relacionar a agricultores con expertos'-

Los agricultores, que están a menudo entre los habitantes más pobres del país, disponen ahora de un pequeño ordenador en el bolsillo. Un cambio muy positivo para los creadores de Green Way, que recuperaron su idea inicial bajo la forma de aplicaciones en 2016. Ahora emplean a 18 personas a tiempo completo.

"Mi sueño es poder relacionar a agricultores con expertos, para que los primeros obtengan ayuda de los segundos", explica Yin Yin Phyu, cuya aplicación ha sido descargada más de 70.000 veces desde su lanzamiento.

Myo Myint, experto en agricultura, considera que una mejor productividad agrícola podría transformar tanto la economía como la sociedad birmanas. "Muchos trabajadores emigran a otros países porque no pueden vivir de la agricultura en Birmania", dice.

En su opinión, el país necesita "tecnología e inversiones" en el sector.

Según un estudio del Banco Mundial en 2017, los agricultores ganan menos de dos dólares al día en algunas regiones del país. Y la productividad también es relativamente baja: un día de trabajo permite cosechar 23 kilos de arroz en Birmania, frente a 62 kilos en Camboya, 429 en Vietnam y 547 en Tailandia.

Para quienes sólo intentan sobrevivir, las nuevas tecnologías siguen siendo inútiles, opina el holandés Erwin Sikma, que creó la aplicación Golden Paddy. No tienen el tiempo ni los recursos suficientes para poner en práctica los consejos sobre la introducción de nuevas semillas o fertilizantes.

Pero para los campesinos que se ganan un poco mejor la vida, esas aplicaciones les permitirán producir mejor y "poder vender más", predice Sikma.