Un segundo gobernador se niega a dimitir en Afganistán

Anuncios

Kabul (AFP)

Un segundo gobernador provincial opuso resistencia a la presidencia afgana y rechazó dejar su puesto, sumándose al hombre fuerte del norte, el también destituido Ata Mohamad Noor, indicó este lunes su partido, que denuncia un decisión "injustificada".

Sustituido el sábado por decisión del presidente Ashraf Ghani junto con otros cuatro gobernadores provinciales, Abdul Karim Judam se niega a dejar su puesto y afirma que espera las consignas de su partido, el Jamiat-e-Islami.

"Es una decisión infundada e injusta que va contra cualquier principio", declaró Judam en una rueda de prensa este lunes. "La condeno y la rechazo. Espero una decisión del Jamiat sobre el tema", anunció.

La provincia de Samangán, de donde es gobernador Judam, es limítrofe de la de Balj, en el norte, donde Ata Mohamad Noor, también miembro del Jamiat, se niega a ceder su puesto de gobernador desde el 18 de diciembre y está organizando manifestaciones antigubernamentales para finales de mes en varias ciudades del país.

En un comunicado, la presidencia del partido explica que "rechaza la destitución injustificada del gobernador de Samangán" y considera que se trata de "otra medida para aumentar la tensión en el país".

Según el presidente del Jamiat, el ministro de Relaciones Exteriores Salahudin Rabani, en abierta disidencia con la presidencia, el partido emitirá próximamente una declaración.

Esta nueva crisis gubernamental amplía el frente anti-Ghani, impulsado principalmente por los líderes de la comunidad tayika contra la presidencia, en manos de Ghani, perteneciente a la mayoría pastún.

Noor, gobernador de Balj desde 2004, estima que al destituirle, Ghani quiso deshacerse de un posible rival para las elecciones presidenciales de 2019.