Investigación del Vaticano en Chile

Investigador élite del Vaticano llega a Chile para reunirse con víctimas de abuso

El enviado especial del Vaticano, el arzobispo Charles Scicluna, habla con los medios luego de reunirse con víctimas de abuso sexual en Santiago, Chile, el 20 de febrero de 2018.
El enviado especial del Vaticano, el arzobispo Charles Scicluna, habla con los medios luego de reunirse con víctimas de abuso sexual en Santiago, Chile, el 20 de febrero de 2018. Claudio Santana / Reuters

El 30 de enero de 2018, días después de la visita del Papa a Chile, el Vaticano informó que el arzobispo Charles Scicluna investigaría el presunto encubrimiento del obispo Juan Barros en casos de abusos sexuales contra niños.

Anuncios

El martes 20 de febrero, Scicluna llegó a Santiago de Chile en su papel de investigador élite del Vaticano, y experto en casos de abuso sexual, para recolectar pruebas sobre los crímenes sexuales de los cuales se acusa al padre Fernando Karadima y a otros curas católicos. Permanecerá en el país hasta el viernes 23 de febrero y durante su visita se reunirá con víctimas.

A su llegada al país en arzobispo se dirigió a los medios de comunicación con estas palabras. "He venido a Chile enviado por el Papa Francisco a recoger información útil concerniente a monseñor Barros Madrid, obispo de Osorno".

Varios hombres han acusado a Barros de proteger a Karadima, su antiguo mentor.

Recientemente, una de las víctimas de Karadima se reunió con Scicluna en Nueva York para darle su testimonio. Después de la reunión dijo: "Él oía mi testimonio, yo le contaba sobre el abuso, sobre el cubrimiento, sobre la forma en que los sobrevivientes, no sólo yo, son tratados, lo que le cuesta a alguien. Y él lloró. No era un acto. Él lo sentía sinceramente".

La visita del Papa Francisco a Chile, uno de los viajes más impopulares de su pontificad

El Papa Francisco llegó a Chile el 22 de enero 2018 para el que sería uno de los viajes más impopulares de su pontificado. Antes y durante su estancia, las puertas de varias iglesias fueron incendiadas y las encuestas mostraban que la fe católica en el país austral cada vez tenía menos adeptos.

La situación empeoró cuando Francisco salió en defensa del obispo acusado. “El día que me entreguen una prueba contra el obispo Barros ahí veremos. No hay una sola prueba en contra. Todo es calumnia”, dijo el pontífice.

Las víctimas respondieron ofendidas ante la defensa del Papa del obispo acusado.

No pasó mucho tiempo antes de que el Papa les pidiera disculpas y prometiera una investigación.

El padre Fernando Karadima fue declarado culpable de abusar sexualmente de varios niños en 2011

Numerosas personas han acusado al obispo Juan Barros de proteger a quien sería su mentor, el padre Fernando Karadima, que fue declarado culpable de abusar sexualmente de varios niños. Hoy ya son adultos y siguen pidiendo que se haga justicia en sus casos.

El veredicto resultó de una investigación del Vaticano en 2011. Sin embargo, Karadima nunca pagó cárcel porque las denuncias habían prescrito para la justicia chilena. Fue condenado a una vida de oración lejos de la actividad social de la iglesia, hoy tiene 87 años. Sus víctimas piden una condena real y medidas por parte de la iglesia que impidan este tipo de delitos.

Este caso sacudió a la sociedad chilena y mermó fuertemente el nivel de aceptación de la iglesia católica. Aunque las acusaciones de abuso contra Karadima datan de décadas atrás, la investigación salió a la luz apenas en 2004. Feligreses, acólitos y otros sacerdotes aseguran haber sido víctimas.

Tres de ellos, James Hamilton, Fernando Batlle y Carlos Cruz, se unieron por medio de una ONG estadounidense para exigir justicia y agremiar a quienes han sufrido abusos por parte de integrantes del clero.

Los resultados de las investigaciones de Scilcuna y el desarrollo de su visita a la nación suramericana podrían ser determinante en la difícil relación actual de un sector del pueblo chileno con la Santa Sede.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24