Saltar al contenido principal

Encuentran los restos del avión iraní accidentado en los montes Zagros

Avión ATR72 de Iran Aseman Ailines similar al accidentado en los montes Zagros.
Avión ATR72 de Iran Aseman Ailines similar al accidentado en los montes Zagros. Reuters

Un avión no tripulado avistó los restos del ATR72 de Irán Aseman Airlines. Los restos del fuselaje se encuentran en la cima de una montaña cubierta de nieve en los montes Zagros.

Anuncios

Tras dos días de búsqueda en medio de condiciones climáticas adversas, un portavoz militar afirmó a los medios de comunicación iraníes que fueron encontrados los restos del avión accidentado que ha vuelto a dejar sobre la mesa sobre el estado de las envejecidas flotas de aeronaves de las compañías aéreas de ese país.

El vuelo de la aerolínea Irán Aseman Airlines despegó de Teherán el domingo 18 de febrero, rumbo a la ciudad de Yasuj, en el suroeste de la república islámica. Unos 20 minutos después de su despegue, los controladores aéreos perdieron contacto con la tripulación del vuelo cuando sobre volaba los montes Zagros. Inmediatamente fue activado el protocolo de búsqueda.

Las autoridades de la república islámica descartaron la posibilidad de encontrar sobrevivientes debido a las bajas temperaturas en las cumbres de los montes Zagros, actualmente cubiertas de nieve por el invierno, sometidas a ventiscas constantemente y de difícil acceso por vía terrestre.

El anuncio provocó escenas de dolor tanto en el aeropuerto de Teherán como de Yasuj por parte de los familiares de las víctimas y volvió a abrir el debate nacional que culpa a décadas de sanciones del embargo comercial que no permite a las compañías aéreas actualizar sus equipos de vuelo o adquirir repuestos para cambiar en los diferentes ciclos de mantenimiento.

El avión ATR 72 envuelto en este accidente, tenía 24 años de fabricación. De acuerdo con el sitio web: www.aviationsafety.net de la Flight Safety Foundation, la aeronave había regreso a servicio hace  tres meses después de haber estado almacenado en tierra durante los últimos seis años en Teherán, la capital de Irán.

La legislación aeronáutica mundial exige que tras estos largos periodos en tierra los aviones deben ser sometidos a complejos procesos de mantenimiento en los que son revisados la aviónica, estructura del fuselaje y los motores.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.