Rusia criticada tras bombardeo de importante hospital en enclave sirio

Anuncios

Beirut (AFP)

Un importante hospital en el bastión sirio rebelde de Guta oriental quedó fuera de servicio este martes, según un grupo médico, y una ONG culpó de ello a bombardeos rusos.

"El hospital de Arbín fue atacado dos veces hoy y ahora está fuera de servicio", dijo Musa Naffa, director en Jordania de la Sociedad Médica Sirio-estadounidense (SAMS), que apoya a la clínica.

La noticia tiene lugar en tanto Naciones Unidas afirmó que seis hospitales fueron atacados en Guta oriental en las pasadas 48 horas, a lo que se agrega ahora el ataque mencionado por la SAMS.

El Observador Sirio de Derechos Humanos (OSDH) señaló que el hospital de Arbín fue bombardeado dos veces por aparatos rusos, en el que sería el séptimo caso en dos días.

Según la ONG con sede en Londres, es la primera vez en tres meses que Rusia realiza ataques en Guta oriental, a la que se denominaba el año pasado "zona de distensión".

Un fotógrafo de la AFP vio en Arbín a un bombardero Sujoi Su-34 sobrevolar la zona.

La ONU dijo que seis hospitales fueron atacados en las últimas 48 horas en Guta oriental, y que tres quedaron fuera de servicio.

"Estoy conmovido y afectado por informes de espantosos ataques contra seis hospitales en Guta oriental en las pasadas 48 horas", dijo Panos Moumtzis, coordinador regional humanitario para la crisis siria de Naciones Unidas.

Al menos 81 civiles murieron este martes, en una feroz campaña de bombardeos del régimen en la zona controlada por los rebeldes e iniciada el domingo.

El número total de civiles muertos desde entonces, según el OSDH, es de al menos 225, a los que se agregan centenares de heridos.

La Guta oriental es el último bastión rebelde en las afueras de la capital, y el presidente sirio Bashar al Asad parece ahora mucho más determinado que nunca a tomarlo.

Unas 400.000 personas viven en esta región sitiada.