Goggia hace historia e impide la despedida dorada de Vonn, y EEUU cae en hockey

Anuncios

Pyeongchang (Corea del Sur) (AFP)

Sofia Goggia hizo historia para Italia en Pyeongchang-2018 al convertirse en la primera esquiadora de su país en ganar el oro olímpico en la prueba reina del Descenso en categoría femenina.

La estadounidense Lindsey Vonn hubo de conformarse con el bronce en su adiós a su prueba favorita en los Juegos, en una jornada aciaga para su país, ya que el equipo masculino de hockey sobre hielo fue eliminado en cuartos de final por la República Checa.

Goggia, de 25 años, que confirmó ser la mejor esta temporada en Descenso (lidera la Copa del Mundo de la especialidad), superó a la noruega Ragnhild Mowinckel (plata) por 9 centésimas, y a Vonn por 47.

La estadounidense anunció al término de la prueba que el de Pyeongchang fue su último Descenso olímpico.

La reina estadounidense de la velocidad se queda por el momento con sólo una medalla de oro olímpica, ganada en 2010 en Vancouver. Una lesión le privó de participar en los Juegos de Sochi-2014.

Después de su sexta posición en el Super-G de Pyeongchang, Vonn dispondrá aún de una última oportunidad de subir a un podio olímpico, el jueves en la Combinada. Aunque su compatriota Mikaela Shiffrin, de 22 años, es la gran favorita para el oro.

- Emoción en el adiós -

"Siento mucha emoción porque éste será sin duda mi último descenso olímpico... Por supuesto que extrañaré los Juegos Olímpicos", declaró la estadounidense.

Vonn, de 33 años, que cuenta con 81 victorias en Copa del Mundo, a 5 del récord que ostenta la sueca Ingemar Stenmark, logró este miércoles su tercera medalla olímpica, tras el oro en Descenso y el bronce en Super-G, ambas en Vancouver-2010.

"Mi cuerpo me crea sufrimientos, ya soy bastante afortunada por poder esquiar aún y estar en el podio en este último Descenso en los Juegos", añadió Vonn, a la que Goggia calificó como "la más grande esquiadora de la historia".

Apodada 'cavallo matto' (caballo loco) por su modo extremo de deslizarse sobre las tablas, ajena al riesgo que conlleva su especialidad, Goggia unió su nombre al de su compatriota Zeno Coló como único italiano que había ganado la prueba reina en unos Juegos Olímpicos (Oslo-1952).

"Hoy realicé una carrera sólida, sin falta, lo que no está garantizado conmigo", reconoció la triunfadora italiana.

"Tenía fe en mí. Respeto a las demás pero en la puerta de inicio sólo se piensa en una misma. Me concentré curva tras curva", explicó la esquiadora de Bérgamo, a la que un error en el Super-G le privó de luchar por las medallas.

- Noruega también hace historia -

La noruega Mowinckel se convirtió en la primera esquiadora de su país en colgarse dos metales en una misma edición de los Juegos de Invierno.

La joven de 25 años, que ha explotado esta temporada, ya se había llevado la plata en el Gigante, por detrás de la estadounidense Mikaela Shiffrin.

Por su parte, Estados Unidos, que había terminado en el podio los dos últimos torneos olímpicos de hockey, fue eliminado en cuartos de final por la República Checa (2-2, 1-0 en los penales).

Sin los jugadores de la prestigiosa NHL, el efectivo estadounidense está compuesto por jóvenes universitarios y por veteranos que ya abandonaron el campeonato norteamericano.

Los estadounidenses habían sido finalistas en Vancouver-2010, y semifinalistas en Sochi-2014.

Por otra parte, patinadoras rusas bajo bandera olímpica coparon los dos primeros puestos del programa corto de patinaje artístico femenino, con Alina Zagitova, de 15 años, con un nuevo récord del mundo (82,92 puntos), y la doble campeona del mundo Evgenia Medvedeva (81,61), de 18.