Saltar al contenido principal

Guta, el antiguo vergel de Damasco devastado por la guerra en Siria

Anuncios

Beirut (AFP)

Conocida como el huerto de Damasco por sus tierras agrícolas, Guta oriental es el último bastión rebelde cerca de la capital y lleva desde 2013 sometida a asedio y bombardeos casi diarios.

- Asedio y bombas -

En marzo de 2011 estalla la guerra en Siria, después de que el régimen del presidente Bashar al Asad reprimiera de forma cruenta unas manifestaciones prodemocracia en el país. Parte de los opositores al presidente se pasa a la lucha armada. Algunos forman el Ejército Sirio Libre (ESL, o ASL por sus siglas en inglés).

En julio de 2012, el ESL lanza desde Guta la batalla de Damasco.

Este antiguo "pulmón verde" donde los habitantes de la capital hacían pícnic los fines de semana pasa a ser blanco regular de bombardeos aéreos y de disparos de artillería del gobierno que alcanzan mercados, colegios y hospitales, causando numerosas víctimas civiles.

El régimen sirio cerca completamente Guta oriental y a sus habitantes a partir de 2013.

Desde el verano de 2017, esta región es supuestamente una de las zonas de distensión creadas en virtud de un acuerdo entre Rusia e Irán, principales apoyos del régimen, y Turquía, que respalda a la oposición. Estas zonas debían teóricamente provocar una disminución de los combates.

Pero los bombardeos siguen siendo casi diarios. Hay edificios destrozados, calles enteras inhabitables y habitantes mortificados por la angustia. En represalia, los rebeldes disparan obuses contra Damasco.

El 5 de febrero de 2018, el régimen lanzó una ofensiva aérea de una intensidad inédita contra Guta, causando unos 250 civiles muertos y cientos de heridos, en cinco días. En los últimos días, el ejército envió refuerzos a los límites de Guta. "La ofensiva (terrestre) espera sólo la luz verde", según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

- Desnutrición -

Esta región agrícola que antes producía verduras y frutas, como albaricoques, es el escenario de una grave crisis humanitaria. El asedio disparó los precios y provocó una enorme escasez de alimentos.

En noviembre de 2016, el jefe de las operaciones humanitarias de la ONU lamentó el uso de la "táctica cruel" del asedio, "en particular por parte del gobierno sirio", que recurrió a ella para forzar a los rebeldes a deponer las armas y a los civiles a someterse o a huir.

En 2017, la ONU condenó la "intencionada privación de comida a los civiles" como táctica de guerra, después de la publicación de fotos impactantes de niños esqueléticos en Guta oriental. Y Unicef denunció la peor crisis de desnutrición desde el comienzo de la guerra en 2011, con el 11,9% de los niños de menos de cinco años con desnutrición severa.

Casi 400.000 personas siguen viviendo en Guta, bajo escasez de alimentos y de medicamentos. La mitad son niños, según Unicef.

- Gas -

En las últimas semanas se acusó al régimen sirio de cometer ataques químicos en Guta oriental.

El 22 de enero de 2018, el OSDH registró 21 casos de asfixia en la ciudad de Duma. Habitantes y fuentes médicas hablan de un ataque con cloro. El 13 de enero hubo un ataque similar en la periferia de Duma, según el OSDH, que da cuenta de "siete casos de asfixia".

El 5 de febrero, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, dijo que había "pruebas evidentes" para confirmar el recurso al cloro en los ataques en Guta oriental.

En agosto de 2013 se acusó al régimen de un ataque con gas sarín en Guta oriental y en Muadamiya al Sham, otro bastión rebelde también cerca de Damasco donde, según Estados Unidos, murieron 1.429 personas, entre ellas 426 niños.

La firma de un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia sobre el desmantelamiento del arsenal químico de Siria anuló 'in extremis' unos ataques previstos por Washington y París contra el régimen.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.