Saltar al contenido principal

Obra genera polémica en día de apertura de feria madrileña de arte ARCO

Anuncios

Madrid (AFP)

La feria madrileña de arte contemporáneo ARCO abrió este miércoles sus puertas a profesionales y coleccionistas, en una jornada marcada por una controversia a causa de la instalación del artista español Santiago Sierra sobre "presos políticos" catalanes.

El organizador de la feria, la sociedad Ifema, indicó en un comunicado haber "solicitado a la Galería Helga de Alvear la retirada de la obra del artista Santiago Sierra, petición a la que ha accedido".

Sierra, un artista conocido internacionalmente que suele causar polémica con sus obras, calificó el hecho de "censura" y estimó que "daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio Estado español", en un mensaje en Facebook.

"Actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como ésta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos", agregó.

Ifema alegó que la obra "Presos políticos en la España contemporánea", una instalación de 24 fotografías de personas condenadas o investigadas en relación, a juicio del artista, por sus ideas, generó una polémica que "está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018".

Afirmando tener "el máximo respeto a la libertad de expresión", la sociedad estimó que es "su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria".

Ifema subrayó que su prioridad es "garantizar el retorno de la inversión" a las galerías participantes.

Las imágenes son fotografías pixeladas de personajes como el exvicepresidentes catalán Oriol Junqueras, en prisión provisional desde hace más de tres meses, investigado por rebelión y sedición en conexión con el fallida intento secesionista en Cataluña de octubre pasado.

También aparecen Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, dirigentes de dos asociaciones soberanistas, encarcelados también por su papel en la tentativa independentista.

La instalación incluye a otras personas ajenas a la crisis catalana, como dos titiriteros que estuvieron bajo custodia policial y en prisión preventiva a causa de un espectáculo por el que fueron acusados de hacer apología del terrorismo, al evocar a la organización separatista vasca ETA y a Al Qaida. Los dos artistas fueron puestos en libertad.

Nacido en 1966, Santiago Sierra ha producido obras controversiales, como cuando creó una "cámara de gas" en una sinagoga alemana o usó a prostitutas y migrantes para denunciar su explotación.

Un periodista catalán recordó en Twitter, donde los mensajes sobre la polémica eran ampliamente compartidos, que el artista pudo exponer sin problemas un año antes obras con esvásticas.

ARCO, la más importante feria de arte contemporáneo en España, abrió este miércoles para los profesionales y el viernes lo hará para el público en general. Participan más de 208 galerías de 29 países.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.