La justicia francesa mantiene en detención al islamólogo acusado de violación

Anuncios

París (AFP)

Un tribunal francés rechazó este jueves la liberación bajo control judicial del islamólogo Tariq Ramadan, acusado de violación, dijeron a la AFP fuentes judiciales.

La corte, antes de pronunciarse, hizo pasar al intelectual musulmán un examen médico que concluyó que su estado de salud no era incompatible con la detención, como aludían sus abogados.

El teólogo suizo, de 55 años, que se encuentra en detención desde el pasado 2 de febrero, afirma sufrir una esclerosis múltiple y neuropatía. Se negó a comparecer en la audiencia, que se desarrolló a puerta cerrada.

Tras el estallido en Estados Unidos del caso del productor de cine Harvey Weinstein, que motivó a numerosas víctimas de abusos sexuales en muchos países a hacer públicos sus casos, dos mujeres acusaron a finales de octubre a Ramadan de haberlas violado.

El intelectual, profesor de Estudios Islámicos Contemporáneos en la universidad británica de Oxford, denunció entonces "una campaña de calumnias".

La primera denunciante, Henda Ayari, de 41 años, una exsalafista que se convirtió en militante feminista, acusa a Ramadan de haberla violado en 2012 en un hotel de París.

La segunda denuncia fue presentada pocos días después por otra mujer que afirma haber sido violada y golpeada en 2009 en un único encuentro en un hotel de la ciudad de Lyon, en el este de Francia.

Desde que estalló este caso se ha levantado en Francia un encendido debate entre partidarios y críticos de Ramadan. Pero el controvertido teólogo musulmán niega las acusaciones en su contra.

La justicia había ordenado que sea puesto en detención preventiva por temor a que el islamólogo, nieto del fundador de la cofradía egipcia de los Hermanos Musulmanes, huya al extranjero.