Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

MEDIO AMBIENTE

Una cumbre ambiental de gobiernos locales para buscar soluciones globales

Saber más

ECONOMIA

Lucha contra la pobreza extrema muestra un lento avance

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

BOLETO DE VUELTA

San Martín: un año después del devastador huracán Irma

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

Asia-Pacífico

Dimite Barnaby Joyce, viceprimer ministro australiano presionado por escándalo sexual

© Mick Tsikas / EFE | Barnaby Joyce (c) debió renunciar a su cargo en el poder ejecutivo por las presiones de escándalos sexuales en los que se encuentra involucrado

Texto por France 24

Última modificación : 23/02/2018

Un presunto caso de abuso sexual fue la “gota que derramó el vaso” para la continuidad de Barnaby Joyce en el Gobierno australiano. Este se suma al escándalo sobre una relación con una exempleada 20 años menor que él.

El viceprimer ministro de Australia, Barnaby Joyce, ha sido noticia de primera plana durante los últimos días en su país. Luego de conocerse sobre su relación con una mujer 20 años menor que él y de quien espera un hijo, se puso de manifiesto una denuncia presentada de manera anónima en el seno del Partido Nacional sobre un presunto abuso sexual. La revelación habría empujado al viceprimer ministro este 23 de febrero a presentar su renuncia.

La dimisión se hará de manera oficial el próximo lunes, cuando Joyce participe en una reunión en la cual además de la separación del cargo dentro del poder ejecutivo australiano, dejará también su posición como líder dentro del Partido Nacional, el cual gobierna en Australia bajo una coalición con el Partido Liberal.

Joyce de 50 años, admitió semanas atrás que sostuvo una relación amorosa con la exasesora de prensa Viccki Campion, de 33 años. El caso generó la ruptura de su matrimonio de más de 24 años con Natalie Abberfield, con quien tuvo cuatro hijas.

Precisamente, cuando se dio a conocer la noticia sobre su separación, Joyce respondió comentarios del primer ministro australiano  Malcolm Turnbull (Partido Liberal), lo cual generó comentarios sobre la debilidad de la coalición gobernante en Australia.

Respecto al caso que recibió el Partido Nacional, Joyce ha manifestado que son difamaciones en su contra y pidió que sea investigado.

“Pedí que esto sea referido a la policía”, declaró Joyce a los medios de comunicación . De igual manera solicitó un mayor grado de comprensión para cada una de las personas involucradas en la situación.

“Es muy importante que aquí haya una ruptura, no solo en el parlamento, pero lo que es más importante, que esto se detenga para Vikki (su supuesta amante), para mi hijo no nacido, mis hijas y para Nat (su mujer)... Esto tiene que parar. No es justo para ellas. Es completamente injustificado”, agregó el ahora ex líder del Partido Nacional.

Tras conocerse sobre el embarazo de Campion, el primer ministro australiano emitió un anuncio en el que prohíbe las relaciones entre ministros y empleados, sin importar si los primeros eran casados o solteros. Todo ello para disminuir las denuncias y los casos de escándalos sexuales que involucran a políticos.

Renuncia de Joyce genera dudas respecto a sus reemplazos

Con su separación del cargo, Barnaby Joyce no solo deja el puesto como “número dos” de australia y líder del Partido Nacional. Joyce renuncia a ser el primer ministro de su país, justo cuando Malcolm Turnbull se encuentra de gira en los Estados Unidos y la ministra de Relaciones Exteriores, Julie Bishop también se encuentra fuera del país.

Esta situación motivó a que el líder del senado Mathias Cormann asumiera el papel como interino primer ministro, puesto que aprovechó para emitir comentarios en contra de la actuación de Joyce.

Por su parte desde Washington, Turnbull emitió un mensaje para Joyce a quien le reconoció todo el esfuerzo por defender tenazmente la Australia rural y regional. Asimismo, destacó que la coalición no se ha mostrado debilitada a raíz del escándalo.

Las palabras del primer ministro fueron contestadas por el líder del Partido Laborista, Bill Shorten, quien calificó a la máxima autoridad australiana como "falta de juicio", agregando que dicho “escándalo no sólo ha sido perjudicial para el gobierno sino para el país”.

Mientras ello ocurre, en el seno del Partido Nacional ya barajan nombres para suceder en el cargo a Barnaby Joyce. David Gillespie, quien ha tenido una importante trayectoria como parlamentario es uno de ellos,  mientras que el otro sería Michael McCormack, quien ha recibido un respaldo significativo.

Quien suceda a Joyce en el cargo dentro del Partido Nacional, se juramentaría como nuevo viceprimer ministro de Australia, debido al acuerdo político establecido con los liberales.

Con EFE y AFP

Primera modificación : 23/02/2018

  • Australia

    Australia prohíbe las relaciones sexuales entre ministros y subalternos

    Saber más