La UE aumenta el apoyo financiero a países del Sahel para la lucha antiterrorista

Anuncios

Bruselas (AFP)

Los mandatarios de la Unión Europea (UE) confirmaron este viernes su decisión de aumentar su contribución a la fuerza militar de cinco países africanos para luchar contra los grupos yihadistas en la región del Sahel y, así, garantizar la seguridad en Europa.

La UE aumentará su apoyo económico, de los 50 a los 100 millones de euros, a la fuerza militar conjunta de Malí, Mauritania, Chad, Níger y Burkina Faso, indicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a su llegada a una conferencia de donantes de la UE con sus socios del G5 Sahel.

"El combate que libramos contra el terrorismo en el Sahel, también lo libramos por el resto del mundo", dijo el presidente pro témpore del G5 Sahel, el nigerino Mahamadou Issoufou, quien llamó a la UE y a la comunidad internacional a ser "solidarios" con esta región.

Estos países, entre los más pobres del mundo, se enfrentan a una guerra contra los yihadistas y los traficantes de armas, droga y seres humanos. Prueba de la inestabilidad, dos soldados de la fuerza francesa antiyihadista murieron el miércoles al pisar una mina escondida en el noreste de Malí.

Para los europeos, "la estabilidad de la zona (...) también a va a ser la estabilidad de Europa", dijo el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, una idea compartida también a su llegada a la reunión celebrada en la sede de la Comisión Europea en Bruselas por su homólogo belga, Charles Michel.

La fuerza del G5 Sahel, que debería ser plenamente operativa a mediados de 2018, actúa junto a 4.000 soldados franceses presentes en la zona y 12.000 militares de la Minusma, la operación de mantenimiento de la paz de la ONU en Malí.

Al G5 ya se le prometieron más de 280 millones de euros (350 millones de dólares), pero se necesitan más esfuerzos para que logre conseguir el objetivo de 5.000 soldados correctamente formados y equipados.

Además de la UE, las contribuciones más importantes fueron las de Arabia Saudita (100 millones de euros) y Estados Unidos (60 millones de dólares; 49 millones de euros).

Pero, tal y como anunció el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a su llegada a la conferencia, la seguridad debe estar acompañada del desarrollo.

En este sentido, casi 8.000 millones de euros para esta región figuran en el presupuesto de la UE para el período 2014-2020. Y la cooperación con África será una de las políticas importantes en el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027.