Parlamentarios surcoreanos protestan contra la visita de un general norcoreano

Anuncios

Seúl (AFP)

Unos 70 parlamentarios opositores manifestaron este viernes ante la presidencia de Corea del Sur para protestar contra la visita olímpica del general norcoreano Kim Yong Chol, al que acusan de ser un criminal de guerra.

Kim Yong Chol encabeza la delegación norcoreana que el domingo asistirá a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang, que permitieron una distensión entre las dos Coreas.

Los parlamentarios del Partido de la Libertad de Corea, oposición conservadora, se manifestaron este viernes frente a la Casa Azul, sede de la presidencia, para exigirle al presidente Moon Jae-in que no autorice la venida de la delegación norcoreana.

"Kim Yong Chol es un criminal de guerra diabólico que atacó al Sur. Merece ser ahorcado en la calle", declaró en un comunicado el líder del grupo parlamentario del Partido de la Libertad.

"No podemos admitir que un criminal tan atroz, que debe ser cortado en pedazos, esté invitado a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos", agregó.

El portavoz del ministerio surcoreano de la Unificación, Baek Tae-hyun, afirmó por su lado que la visita del general norcoreano era "una oportunidad para mejorar las relaciones intercoreanas".

Kim Yong Chol es responsable de las relaciones intercoreanas en el Partido del Trabajo de Corea en el poder.

Los surcoreanos sospechan que fue quien dio la orden de torpedear la corbeta surcoreana Cheonan en 2010, causando la muerte de 46 marinos.

El ministerio surcoreano de Defensa también había relacionado su nombre con el disparo de 170 obuses y cohetes contra la isla de Yeonpyeong, en 2010, que causó cuatro muertos, dos de ellos civiles.

El general Kim Yong Chol no es blanco de las sanciones de la ONU contra responsables norcoreanos, pero sufre medidas de retorsión decididas por las autoridades surcoreanas.