Una manifestante contra el velo provoca una tormenta en las redes sociales

Anuncios

Teherán (AFP)

El video que muestra a un policía empujando a una mujer joven que se manifiesta sola el calle contra la obligación de usar el velo islámico se convirtió este viernes en blanco de miles de reacciones en las redes sociales.

El video, grabado al atardecer y divulgado en las redes sociales el jueves en la noche, parece haber sido tomado en la calle Enghelab, una de las arterias más transitadas del centro de Teherán, exactamente donde detuvieron a una primera manifestante contra el uso obligatorio del velo islámico a finales de diciembre.

Desde entonces decenas de iraníes han seguido el ejemplo, publicando fotos de ellas en la calle o parques, con la cabellera descubierta, ondeando el velo como si fuera un banderín en claro desafío a las autoridades.

Es así que aparece la mujer del último video, encaramada en una caja eléctrica de la vía pública, con su cabello largo amarrado en una cola de caballo. De pronto dos policías le ordenan bajar, uno de manera autoritaria, el otro con más cortesía.

La mujer se mantiene estoica y responde varias veces con voz tranquila: "Dígame qué es lo que estoy haciendo mal y bajaré".

Los agenets le responden: "Perturbación al orden público".

Se junta una multitud alrededor. Un hombre lanza: "¡Aplaudamos!", y se escuchan algunos aplausos. En una segunda secuencia del video, probablemente filmada desde un teléfono, uno de los dos policías se eleva al nivel de la mujer y la empuja, haciéndola caer.

Entre los espectadores indignados, un hombre pregunta, "¿dónde están los derechos humanos?".

Mientras el video y el episodio es objeto de miles de comentarios en Irán, se desconocía este viernes la fuerte de la joven manifestante.

La ley en vigor en Irán desde la Revolución islámica de 1979 impone a las mujeres de salir a la calle sin el velo y deben llevar el cuerpo cubierto con un vestido relativamente largo.