Volkswagen duplica su beneficio neto en 2017 pese a las secuelas del 'dieselgate'

Anuncios

Fráncfort (AFP)

El gigante alemán del automóvil Volkswagen anunció el viernes haber registrado un beneficio neto en 2017 de 11.350 millones de euros, más de dos veces superior al de 2016, dos años después del escándalo de los motores diésel trucados.

La compañía cerró el ejercicio de 2016 con un resultado neto de 5.140 millones de años, mientras que el año 2015 terminó con pérdidas de 1.600 millones de euros a causa del "dieselgate", cuando se descubrió que la empresa había trucado los motores de 11 millones de vehículos en todo el mundo para que pareciera que eran menos contaminantes de lo que en realidad eran.

El volumen de negocio del imperio automovilístico de doce marcas (Volkswagen, Audi, Porsche, Skoda, Seat) alcanzó el año pasado un nivel récord de 230.700 millones de euros por 10,7 millones de vehículos vendidos, según un comunicado.

Los analistas entrevistados por Factset apostaban por 231.100 millones de euros en ventas.

El margen operativo, indicador de su rentabilidad, subió al 7,4% (se esperaba que lo hiciera hasta entre el 6 y el 7%), gracias principalmente a la disciplina en los costes y al incremento en las ventas de 4x4 urbanos (SUV), lo que comportó cómodos márgenes.

Con todo, Volkswagen todavía no ha neutralizado los estigmas del "dieselgate". El año pasado tuvo que gastar 3.200 millones de euros por la llamada a revisión de su vehículos con motores diésel trucados de 2 litros en Estados Unidos y por riesgos jurídicos más altos, explicó el grupo.

"Nos enfrentamos, como toda la industria automovilística, a desafíos importantes y profundos cambios", declaró Matthias Müller, jefe de Volkswagen, en el comunicado. "El excelente resultado del año pasado nos da una base sólida y todas las razones para tener confianza", añadió.

El grupo de Wolfsburgo propondrá a sus accionistas un dividendo casi duplicado respecto al del año pasado, de 3,90 euros por acción ordinaria y 3,96 euros por acción preferente.

Unos anuncios que no se dejaron sentir en la Bolsa de Fráncfort, donde el título de Volkswagen perdía 0,85% -a 162,52 euros- a las 15H45 GMT, en un mercado al alza de 0,17%.