El papa Francisco recibe a familiares de paquistaní Asia Bibi

Anuncios

Ciudad del Vaticano (AFP)

El papa recibió este sábado en el Vaticano a familiares de Asia Bibi, una cristiana paquistaní condenada a muerte por blasfemia, y a una joven nigeriana víctima de Boko Haram, indicó la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada.

"Pienso muy a menudo en tu madre y rezo por ella", aseguró el papa Francisco a Eisham, una de las hijas de Asia Bibi, quien se reunió con el pontífice junto a su padre, Ashiq Masiq.

Asia Bibi fue acusada de blasfemia en 2009, encarcelada y condenada a muerte tras una disputa con una musulmana. La Corte Suprema paquistaní pospuso 'sine die' el juicio en apelación de esta madre de cinco hijos y obrera agrícola en la región de Panyab.

Su caso se convirtió en un emblema de las derivas de la legislación contra la blasfemia en Pakistán, a menudo instrumentalizada, según sus detractores, para solucionar conflictos personales a través de la difusión de acusaciones falsas.

En la audiencia también estaba Rebecca Bitrus, una cristiana de 28 años víctima del grupo yihadista Boko Haram, quien quedó embarazada tras ser violada por uno de sus carceleros antes de lograr escapar con su hijo.

Ayuda a la Iglesia Necesitada, una fundación internacional de derecho pontifical fundada en 1947, apoya a cristianos de todo el mundo que se enfrentan a dificultades materiales o persecuciones. La organización financia 6.000 proyectos anuales en 140 países.

Durante la audiencia, "el papa quiso rezar especialmente por Asia Bibi y por todas las mujeres que siguen presas en manos de Boko Haram", indicó la fundación en un comunicado.

Ciento cinco alumnas de un internado femenino de Nigeria continuaban desaparecidas este sábado, cinco días después de un ataque de Boko Haram en Dapchi (noreste). El caso recuerda al secuestro de 276 estudiantes en Chibok, en abril de 2014, por el mismo grupo.

"El testimonio de Rebecca y el de Asia Bibi representan un modelo para una sociedad que hoy todavía tiene miedo del dolor. Son dos mártires", comentó el papa tras escuchar a sus invitados.