La ONU estima que Burundi sigue siendo "objeto de preocupación"

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

El enviado especial de la ONU para Burundi, el burkinés Michel Kafando, señaló este lunes ante el Consejo de Seguridad que ese país, en crisis desde 2015, "sigue siendo objeto de preocupación para la comunidad internacional".

"Corresponde a la Unión Africana permanecer fuertemente comprometida en vista de lograr una mediación", añadió el responsable, que rechazó las críticas de Burundi a la implicación de la ONU para ayudar a resolver la crisis, asegurando que no comportaban ni "injerencia" ni "parcialidad".

El enviado especial señaló que el objeto de Naciones Unidas es "dar la voz de alarma", y mencionó las numerosas dificultades políticas, sociales y económicas que atraviesa el país.

Burundi está en crisis desde que el presidente Pierre Nkurunziza anunciara en abril de 2015 su candidatura a un controvertido tercer mandato y su reelección en junio de ese mismo año. El gobierno rechaza cualquier referencia a la crisis y considera que todo es por el bien del país.

En un informe reciente, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, criticó la voluntad persistente de las autoridades de Burundi de reformar la constitución sin tener en cuenta la opinión de la oposición.

Las violencias que acompañaron a la crisis provocaron al menos 1.200 muertos y más de 400.000 desplazados entre abril de 2015 y mayo de 2017, según las estimaciones de la Corte Penal Internacional (CPI), que abrió una investigación.

Burundi se encuentra actualmente entre los tres países más pobres del mundo y atraviesa una crisis socioeconómica marcada por una falta acuciante de divisas, penurias regulares de gasolina y crisis sanitarias y alimentarias.

Este lunes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reunido en Ginebra denunció los "mataderos de seres humanos" en cinco países, entre ellos Burundi.

Los conflictos de Siria, República Democrática del Congo, Burundi, Yemen y Birmania "se han convertido en algunos de los mataderos de seres humanos más prolíficos de la época reciente porque no hicimos lo suficiente (...) para evitar estos horrores", dijo el comisionado de la ONU Zeid Ra'ad Al Hussein ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.