Conmoción en la Unión Europea por asesinato de periodista eslovaco

Anuncios

Bratislava (AFP)

Los dirigentes europeos manifestaron su estupor este martes por el asesinato del periodista eslovaco Jan Kuciak, de 27 años, que investigaba casos de fraude fiscal en Eslovaquia, miembro de la Unión Europea y la Eurozona.

En este país de 5,4 millones de habitantes, el asesinato hace emerger el tema de la corrupción, que ya provocó en junio manifestaciones de jóvenes que exigían la destitución de ministros del gobierno de izquierda de Robert Fico.

Transparency International clasificó recientemente a Eslovaquia en el séptimo lugar entre los países más corruptos de la UE.

El crimen fue inmediatamente condenado con firmeza por dirigentes de la UE y por organizaciones internacionales.

El martes, el Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad Zeid Al Hussein, exigió "una investigación para llevar ante la justicia a los autores de este terrible crimen".

Jan Kuciak, de 27 años, trabajaba para el sitio aktuality.sk, que pertenece al alemán Axel Springer y al suizo Ringier. Se especializa en los casos de corrupción, entre ellos los vínculos entre el mundo de los negocios y el partido SMER-SD en el poder.

Los cuerpos del periodista y de su compañera Martina Kusnirova fueron descubiertos el domingo en su casa de Velka Maca, a 65 kms de Bratislava.

El doble asesinato fue cometido entre el jueves y el domingo, según la policía. Jan Kuciak murió de un balazo en el pecho y su compañera fue alcanzada en la cabeza.

- Pista italiana -

Según el diario SME, Jan Kuciak iba a publicar un artículo sobre los posibles vínculos políticos de empresarios italianos, vinculados a la mafia calabresa 'Ndrangheta, que operaban en Eslovaquia.

La información fue confirmada por varios periodistas locales. Contactado por la AFP, el servicio de prensa del primer ministro se abstuvo de momento de cualquier comentario

Tom Nicholson, periodista de investigación británico que trabajaba en los mismos casos que Jan Kuciak, escribió en la revista estadounidense Politico que éste investigaba "un pago fraudulento de fondos europeos a ciudadanos italianos residentes en Eslovaquia y con vínculos presuntos con el grupo de crimen organizado 'Ndrangheta".

"El crimen organizado eslovaco nunca ha matado a periodistas (...) mientras que los grupos mafiosos italianos no han tenido semejantes escrúpulos" agrega.

Según Grigorii Meseznikov, analista político, el asesinato y su posible relación con las élites políticas eslovacas "podría provocar un terremoto político".

"Se ha traspasado una línea roja. Este caso podría conmocionar al electorado del partido SMER-SD en el poder", asegura a la AFP.

El primer ministro Robert Fico es conocido por sus virulentas críticas a los periodistas. Durante una conferencia de prensa en 2016, declaró que ciertos periodistas eran "asquerosas prostitutas antieslovacas".

- Velas -

En Bratislava, centenares de personas se congregaban desde el lunes por la noche para encender velas a la memoria del periodista. Otra movilización similar se produjo en la capital checa, Praga.

"El asesinato de un periodista a causa de su trabajo es algo quizá posible en los Balcanes, quizá en Medio Oriente, ocurre sin duda en Rusia, pero no en la Unión europea. Sólo hay una respuesta a estos actos: terminar su trabajo" declaró a la AFP Arpad Soltesz, un periodista que trabajaba para la televisión eslovaca JOJ y antiguo colega de Jan Kuciak.

Según él, "los políticos tiene su parte de responsabilidad en el asesinato de Jan, al menos al propagar el odio contra los periodistas".

El miércoles y viernes se celebrarán en Bratislava nuevas manifestaciones en memoria de Jan Kuciak y para denunciar la corrupción.