Eurodiputados reclaman una investigación sobre el ascenso de la mano derecha de Juncker

Anuncios

Bruselas (AFP)

Eurodiputados reclamaron este miércoles el inicio de una investigación sobre el controvertido nombramiento de Martin Selmayr, jefe de gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al puesto clave de secretario general del ejecutivo comunitario.

Los grupos ecologista y de la izquierda radical reclaman en una carta enviada a los otros grupos políticos de la Eurocámara la apertura de una "investigación oficial" por parte de la comisión de Control Presupuestario sobre este nombramiento.

"Existen serias preocupaciones respecto a la correcta aplicación de las reglas de procedimiento", escriben en un correo Bart Staes y Dennis de Jong, portavoces de ambos grupos respectivamente, para quienes el procedimiento se desarrolló de "manera bastante opaca y rápida".

Ambos grupos se pregunta si alemán Selmayr, la poderosa mano de derecha de Juncker, se saltó etapas al ser nombrado secretario general el 21 de febrero, el mayor alto cargo de funcionario en la Comisión Europea y que asumiría el 1 de marzo.

Los interrogantes sobre este inesperado nombramiento provocaron dos días de largos interrogatorios al portavoz de la Comisión Europea Alexander Winterstein por parte de los periodistas durante la rueda de prensa diaria.

Este último, que llegó incluso a calificar a un periodista de "Robespierre" y comparó a otros informadores con "niños", no llegó a disipar por completo las dudas sobre esta promoción, más de un año antes del fin del mandato de Juncker, que reivindicó la "transparencia" durante su campaña.

Según Winterstein, Selmayr, de 47 años, "podría haber sido transferido directamente" de su puesto actual hacia el cargo de secretario general. Pero "escogió someterse a un procedimiento de selección completo y exigente", agregó.

A finales de enero, el funcionario alemán postuló al puesto vacante de secretario general adjunto de la Comisión, que obtuvo el 21 de febrero, tras varios días de procedimiento frente a un único rival cuya identidad no se reveló.

Ese mismo día el actual secretario general de la Comisión, Alexander Italianer, presentó su dimisión y Juncker propuso entonces a los comisarios que Selmayr asumiera ese puesto, quienes lo aceptaron "por unanimidad", según el portavoz del ejecutivo comunitario.

Minutos después, el presidente de la Comisión Europea convocó una rueda de prensa para anunciar este nombramiento.