La justicia reabre investigación a mapuches por ataques incendiarios

Anuncios

Santiago (AFP)

La Corte de Apelaciones de Temuco revocó este martes la resolución que suspendió la investigación contra 10 mapuches acusados del incendio de camiones en el sur de Chile, implicados en base a pruebas que habrían sido adulteradas por la Policía.

Este caso puso en duda la competencia de los servicios de inteligencia de los Carabineros chilenos, tras la revelación de que se manipularon los sistemas de mensajería telefónicos para inculpar a Héctor Llaitul, líder de la radical Coordinadora Arauco-Malleco y otros nueve indígenas.

La Corte de Temuco revocó "la resolución judicial que decretó el sobreseimiento definitivo de la causa por asociación ilícita terrorista e incendio en contra de 10 comuneros mapuches", según informó el Poder Judicial.

Con ello, rechazó la decisión adoptada por Juzgado de Garantía el 9 de febrero pasado y reabrió la investigación sobre el ataque a camiones de empresas madereras que operan en la región de La Araucanía.

No obstante, la Fiscalía reafirmó que no tenía antecedentes para acusar a los imputados, a quienes se les había aplicado la severa ley antiterrorista, instaurada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que impone condenas más duras en relación a la legislación normal.

En un proceso conocido como 'Operación Huracán', se investiga en paralelo a varios agentes policiales y civiles de los servicios de inteligencia que operan en el sur de Chile por la eventual manipulación de los teléfonos celulares de algunos de los imputados, en los que se agregaron conversaciones en las que supuestamente organizaban los ataques.

En el sur chileno son frecuentes los ataques incendiarios a camiones y maquinaria forestal. La policía sindica a grupos radicales mapuches, aunque la justicia no ha logrado acreditar el vínculo.

En una reciente rueda de prensa en Santiago, Llaitul aseguró que esta operación de supuesto montaje demuestra que la policía chilena "ha sobrepasado su actuar" en la zona de conflicto mapuche, donde ha predominado una mirada "racista" hacia las comunidades indígenas.

Los mapuches, 'gente de la tierra' en su lengua nativa, reivindican la restitución de tierras que consideran suyas por derechos ancestrales y que hoy están en manos de compañías forestales.

Fueron los primeros habitantes de Chile y parte de Argentina y en la actualidad viven con niveles de pobreza mayores a los del resto de la población local.