Coleman atrae los focos en el primer Mundial de la 'era post Bolt'

Anuncios

Birmingham (Reino Unido) (AFP)

La 'era post Bolt' comienza para el atletismo en Birmingham: la nueva estrella estadounidense de la velocidad, Christian Coleman, se presenta como el gran nombre del Mundial en pista cubierta de 2018, que se disputa en la ciudad inglesa de jueves a domingo.

Bolt no participaba en las citas bajo techo, pero la de Birmingham tiene un valor simbólico como relevo, ya que el jamaicano se retiró en el Mundial al aire libre disputado en agosto en Londres. El atletismo vive por lo tanto su primera gran cita mundial desde el adiós del mediático 'Rayo'.

Coleman, que pronto cumplirá 22 años, quiere empezar a reivindicarse como el gran aspirante al trono vacante de este deporte.

Fue plata en los 100 metros del Mundial de Londres-2017, por detrás del veterano Justin Gatlin y por delante de Bolt.

La flecha de Atlanta ha asombrado en la temporada bajo techo de 2018 batiendo el viejo récord mundial -de 1998- de Maurice Greene, al conseguir un tiempo de 6 segundos y 34 centésimas.

Con la presencia de 16 atletas que fueron campeones mundiales al aire libre en Londres (6 en hombres, 10 en mujeres), esta cita 'indoor' se presenta con un nivel alto en varias disciplinas, como el salto con garrocha masculino, donde están reunidos los grandes nombres.

El francés Renaud Lavillenie, plusmarquista mundial (6,16 metros), intentará remontar el vuelo tras un 2017 marcado por las lesiones y concluido con un frustrante bronce mundial en Londres.

Frente a él estará el brasileño Thiago Braz, el hombre que le privó de oro olímpico en los Juegos de Rio en 2016 y que el año pasado no estuvo en el Mundial por lesión. También acude a Birmingham el oro mundial en Londres, el estadounidense Sam Kendricks.

Lavillenie y Kendricks llegarán al Mundial como los mejores (5,93 metros) de esta temporada, por lo que la batalla parece muy abierta.

- Yulimar Rojas: donde todo comenzó -

Hace dos años en Portland, Yulimar Rojas era para muchos una auténtica desconocida de 20 años y sorprendió llevándose la medalla de oro.

Había eclosionado una estrella, que meses más tarde fue plata olímpica en Rio y que en 2017 consiguió el más difícil todavía: destronar a la hasta entonces reina intocable Caterine Ibargüen en la final del Mundial de Londres.

Rojas, a sus 22 años, es la rival a batir y la principal favorita a revalidar su oro en el Mundial bajo techo.

Será una de las estrellas en Birmingham, donde en los 60 metros femeninos también hay una lista de estrellas.

La jamaicana Elaine Thompson, gran derrotada en el Mundial de Londres (5ª en los 100 metros), espera reverdecer sus laureles del doblete de títulos olímpicos en Rio. Sus principales rivales serán la holandesa Dafne Schippers y la marfileña Marie-Josée Ta Lou.

En los 60 metros vallas masculinos, el campeon olímpico y mundial de 110 metros, el jamaicano Omar McLeod, protagonizará un pulso atractivo contra el plusmarquista mundial estadounidense Aries Merritt.

Rusia sigue suspendida en el atletismo mundial, al menos hasta la reunión del Consejo de la Federación Internacional (IAAF) el martes, debido a las revelaciones sobre un sistema de dopaje institucionalizado en el país. En Birmingham contará con ocho representantes, bajo bandera neutral, entre ellos Maria Lasitskene, la gran estrella del momento en el salto de altura.

Lasitskene se acercó el año pasado al récord mundial de la búlgara Stefka Kostadinova (2,09 metros en 1987). Antes de Birmingham, la rusa saltó ya 2,04 metros, por lo que parece cada vez más cerca de conseguirlo.