Cuatro cascos azules mueren en Malí por la explosión de una bomba artesanal

Anuncios

Bamako (AFP)

Cuatro cascos azules murieron y cuatro resultaron gravemente heridos el miércoles en el centro de Malí tras un ataque con un artefacto explosivo artesanal, anunció mediante un comunicado la fuerza de la ONU en ese país (Minusma).

"Un saldo provisional indica que cuatro cascos azules murieron tras la explosión de una mina o un artefacto explosivo al paso de un vehículo de la Minusma en el eje Boni-Douentza, en la región de Mopti", indicó el comunicado, que precisó que los cuatro heridos graves fueron evacuados.

"La Minusma refuerza actualmente su dispositivo de seguridad en el centro de Malí, junto a sus socios nacionales, regionales e internacionales. Acorralados, los terroristas multiplican sus ataques de una bajeza innombrable", declaró el representante especial del secretario general de la ONU y jefe de la Minusma, Mahamat Saleh Annadif, citado en el comunicado.

"Esos actos (...) no alteran para nada la resolución de la Minusma en la ejecución de su mandato", añadió.

El jefe de la fuerza onusiana expresó por otra parte sus condolencias a las Fuerzas Armadas malienses, que "perdieron trágicamente seis soldados ayer, en condiciones similares en Dioura (Ségou)".

En esa región otro explosivo artesanal estalló al paso de un vehículo de las fuerzas malienses el martes.

El norte de Malí cayó entre marzo y abril de 2012 bajo control de grupos yihadistas relacionados con Al Qaida. Tras la intervención internacional lanzada en enero de 2013, y capitaneada por Francia, buena parte del territorio fue reconquistado, pero subsisten zonas sin control gubernamental, escenario de ataques y atentados yihadistas.

Desde 2015 esos ataques se han extendido al centro y sur del país, y a países vecinos, en particular Burkina Faso y Níger, lo que ha motivado la intervención de una fuerza regional de cinco naciones, conocida como G5 Sahel.