El asesinato de una mujer judía fue de carácter antisemita, según la justicia francesa

Anuncios

París (AFP)

Tras varios meses de disputa, se declaró que el asesinato de Sarah Halimi en París en abril de 2017, al grito de "Allahu Akbar", fue de naturaleza antisemita.

El sospechoso, Kobili Traoré, que ya había sido inculpado por el asesinato de esta mujer judía ortodoxa, "compareció hoy ante el magistrado instructor", que mantuvo esta circunstancia agravante, indicó el martes a la AFP una fuente judicial.

La AFP intentó contactar con su abogado, sin éxito.

En la noche del 3 de abril de 2017, en un albergue social del este de la capital francesa, Kobili Traoré, de 27 años, penetró en el apartamento de su vecina, Lucie Attal -también llamada Sarah Halimi-, de 65 años.

Gritando "Allahu Akbar" y profiriendo insultos y versículos del Corán, el joven cosió a golpes a la mujer en el balcón, antes de tirarla al vacío. "Maté al sheitan" [el demonio, en árabe], gritó.

Internado al día siguiente de los hechos, Kobili Traoré fue inculpado el 10 de julio de 2017 por asesinato.

El informe psiquiátrico publicado en septiembre concluía que el sospechoso fue víctima aquella noche de un "ataque agudo de locura" tras un fuerte consumo de cannabis, pero que esta alteración psicótica no descartaba su responsabilidad penal y no era "incompatible con una dimensión antisemita".

Tanto la fiscalía como las partes civiles reclamaban que se retuviera el carácter antisemita del delito y pidieron una reconstrucción de los hechos.