El presidente afgano propone negociaciones de paz con condiciones a los talibanes

Anuncios

Kabul (AFP)

El presidente afgano Ashraf Ghani propuso este miércoles negociaciones de paz con condiciones a los talibanes, que hasta ahora han rechazado reconocer el poder del gobierno de Kabul.

El jefe del Estado puso como condición previa a los insurgentes que declaren un alto el fuego y reconozcan la Constitución de 2004, con el objetivo de poner fin a 17 años de guerra.

Pero en su primera reacción en Twitter, los talibanes dijeron que cumplir esas condiciones sería como "rendirse".

"Tendría que haber un marco político para la paz. Habría que declarar un alto el fuego. Habría que reconocer a los talibanes como un partido político y lanzar un proceso para reforzar la confianza", dijo Ghani en la apertura de la segunda conferencia del llamado Proceso de Kabul.

Este proceso reúne a representantes de más de veinte países de la región así como a Estados Unidos y la ONU pero no a los talibanes. La primera reunión tuvo lugar en junio.

Ghani también pide que los talibanes que reconozcan la Constitución ?que dijo estar dispuesto a "enmendar"? y a su gobierno, que los talibanes consideran una "marioneta" de Estados Unidos.

"Ahora la decisión está entre sus manos. Acepten la paz y aportemos estabilidad al país", afirmó.

El presidente afgano también puso como condición "el respeto de los derechos de los ciudadanos, en particular de las mujeres, conformemente a la Constitución", así como "el respeto a las fuerzas de seguridad".

Por su parte su gobierno se compromete a garantizar la seguridad de los talibanes que aceptan su oferta, así como a tener en cuenta sus propuestas, a levantar las restricciones para viajar contra algunos de sus líderes y a buscar apoyo internacional para las negociaciones.

Pero Ghani insistió en que "ningún grupo armado relacionado con organizaciones terroristas extranjeras, gubernamentales o no, estará autorizado en territorio afgano". Se trata de una referencia a los grupos yihadistas como Al Qaida o Estado Islámico.

Esta oferta llega un día después de un llamamiento de los talibanes para que Estados Unidos hable directamente con sus representantes en Catar, sin negociar con el gobierno afgano.

Por su parte el portavoz de los talibanes Zabiullah Mujahid indicó el martes en Twitter que el Proceso de Kabul supondría la "rendición" de los talibanes, "en un momento en que están venciendo al poder arrogante de América y de sus aliados".

Se trata de una respuesta al negociador estadounidense Barnett Rubin, que en una "Carta a los talibanes" publicada por The New Yorker, les pedía aceptar un alto el fuego recordando que "nueve civiles afganos mueren de media cada día".

Hasta ahora los talibanes siempre han rechazado la Constitución afgana. Cuando estaban en el poder no había constitución y suprimieron todos los derechos de las mujeres.

Según el analista Abdul Bari, "el gobierno afgano ha formalizado su oferta de paz con un plan claro ante una conferencia multinacional. Esto le da la ventaja del crédito. Los talibanes pueden rechazar la oferta, como lo han hecho hasta ahora, pero al menos el proceso de paz está de nuevo en marcha".