Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Lucha contra la pobreza extrema muestra un lento avance

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

BOLETO DE VUELTA

San Martín: un año después del devastador huracán Irma

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

ECONOMIA

Nicolás Maduro anunció inversiones en el sector energético de Venezuela

Saber más

Medio Oriente

La Iglesia del Santo Sepulcro abre sus puertas tras cierre de tres días en protesta a políticas fiscales

© Ammar Awad / Reuters | Un peregrino besa la Piedra de la Unción, donde los cristianos creen que el cuerpo de Jesús fue preparado para el entierro, en la Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 28 de febrero de 2018.

Texto por France 24

Última modificación : 28/02/2018

Las puertas del Santo Sepulcro permanecieron cerradas durante tres días en protesta a las políticas fiscales israelíes. El gobierno israelí cedió hasta que un equipo, integrado por todas las partes consensúe una solución.

La iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, donde los cristianos creen que Jesús fue crucificado, sepultado y resucitó, abrió sus puertas a los peregrinos después de que Israel se retractara a cerca de un plan de impuestos y de un proyecto de ley.

Tras la reapertura, que tuvo lugar poco después del amanecer, peregrinos de todo el mundo entraron a la iglesia: “Fue una coincidencia muy grande y estábamos desconsolados al pensar que la iglesia estaría cerrada. Es uno de los sitios más sagrados para nuestra religión y rezamos mucho estos últimos tres días para que las cosas cambiaran y pudiéramos entrar", dijo Laurie, una peregrina estadounidense, a la agencia Reuters.

La inédita clausura, que comenzó el domingo 25 de febrero, se produjo después de que la Municipalidad ordenara congelar cuentas bancarias de las iglesias, a las que acusa del impago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, del que estaban históricamente exentas.

En respuesta a las medidas del gobierno, los líderes de la iglesia tomaron la decisión de cerrar el antiguo templo sagrado, muy visitado por turistas y peregrinos. La medida se tomó en fechas cercanas a la agitada festividad de Pascua, algo que ejerció una presión adicional sobre Israel para volver a evaluar y suspender las reformas.

El martes 27 de febrero, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, intervino en la crisis y acordó con el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, la suspensión del cobro de impuestos municipales que había generado el rechazo de las comunidades cristianas.

Por su parte, el alcalde de Jerusalén apuntó que el impuesto,debe aplicarse a lugares que no estén destinados al culto, como comercios, hoteles, salones y negocios, aunque aseguró que las iglesias mantienen una deuda de 186 millones de dólares.

"Las medidas son un intento de debilitar la presencia cristiana en Tierra Santa"

El patriarca griego-ortodoxo Teófilo III, el custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, y el patriarca armenio, Nourhan Manougian, anunciaron el domingo la drástica medida, que tuvo como trasfondo una propuesta de ley en el Parlamento israelí que, de aprobarse, permitiría expropiar tierras vendidas o de largo arrendamiento por las iglesias.

Los líderes religiosos vieron estas acciones como un "ataque sistemático y sin precedentes" que interpretaron como "un intento de debilitar la presencia cristiana" en Tierra Santa. Sin embargo, algunos líderes de la iglesia dieron la bienvenida al diálogo, en una declaración conjunta:

"Después de la intervención constructiva del primer ministro, las iglesias esperan comprometerse con el ministro Hanegbi y con todos aquellos que aman a Jerusalén para garantizar que nuestra Ciudad Santa, donde nuestra presencia cristiana sigue enfrentando desafíos, siga siendo un lugar donde las tres religiones monoteístas (judaísmo, islam y cristianismo) puedan vivir y prosperar juntas”.

Las autoridades israelíes cedieron, por el momento, hasta que un equipo profesional, integrado por todas las partes y encabezado por un miembro del Ejecutivo, consensúe una solución para el sistema fiscal y la revisión del proyecto legislativo.

Un comité israelí, liderado por el ministro del gabinete de Cooperación Regional, Tzachi Hanegbi, negociará con los representantes de la iglesia para tratar de resolver esta crisis que se ha producido en vísperas de la Semana Santa, a sabiendas de que el 54% de los turistas que visitan anualmente Israel se declara cristiano, según fuentes del Ministerio de Turismo.

El último desacuerdo entre Israel y las comunidades cristianas sucedió en 1990, cuando el Santo Sepulcro permaneció dos días cerrado como protesta a la toma de un edificio de la Ciudad Vieja por parte de colonos israelíes.

El complejo, que alberga el lugar de la crucifixión y la resurrección de Jesús, según las sagradas escrituras, se encuentra dentro de la ciudad amurallada, en la parte este ocupada y anexionada contra la legalidad internacional por Israel desde 1967, lo que provoca contantes crícitas entre las comunidades cristianas locales, fundamentalmente palestinas.
 

CON EFE y Reuters

Primera modificación : 28/02/2018