Saltar al contenido principal

Sac Actun y Dos Ojos: el cenote más grande del mundo

En este cuerpo acuífero se han encontrado restos que podrían tener al menos 12.000 o 15.000 años de antigüedad.
En este cuerpo acuífero se han encontrado restos que podrían tener al menos 12.000 o 15.000 años de antigüedad. Gran Acuifero Maya Project

Tulum, en México, se ha convertido en la meca del buceo en cuevas. Espeleólogos subacuáticos de los 5 continentes llegan cada año a los cenotes para descubrir un mundo perdido al que ahora se tiene acceso.

Anuncios

La península de Yucatán, en México, abarca los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. En su mayoría, esta región está formada por suelos de sustratos calizos que permiten la formación de grutas y cenotes que conforman el mayor grupo de redes de aguas subterráneas del mundo.

Guillermo de Anda es un arqueólogo subacuático y director del proyecto de investigación Gran Acuífero Maya. Guillermo se ha puesto en la tarea de investigar más a fondo las profundidades de los cenotes mexicanos con el apoyo de varias instituciones. Este arqueólogo ha descubierto en la selva del sureste mexicano un acuífero de más de 347 kilómetros de extensión, el cual podría revelar nuevos hallazgos sobre la civilización maya que habitó en esta región.

Espeleólogos subacuáticos mexicanos han logrado encontrar la conexión entre dos cuevas subacuáticas: la cueva de Sac Atun y Dos Ojos, que darían lugar a la cueva sumergida más grande del planeta. En este cuerpo acuífero se han encontrado restos que podrían tener al menos 12.000 o 15.000 años de antigüedad.

Dentro de estos hallazgos se encuentran huesos de animales ya extintos, que aún están por identificar, así como reliquias mayas que podrían revelar costumbres y ritos de las antiguas civilizaciones mayas que habitaron la zona.

Varias hipótesis se trazan tras el hallazgo arqueológico, el cual podría ser un sitio de peregrinación maya donde posiblemente se rendían cultos a las diferentes deidades ya que se encontraron vasijas y ofrendas en buen estado al igual que restos óseos, algunos de ellos incrustados en las paredes de la cueva.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.