Saltar al contenido principal

Casi 300 líderes sociales han sido asesinados en Colombia desde 2016 (Ombudsman)

El ombudsman colombiano Carlos Negret, durante una entrevista con la AFP en Bogotá, el 24 de octubre de 2017
El ombudsman colombiano Carlos Negret, durante una entrevista con la AFP en Bogotá, el 24 de octubre de 2017 AFP/Archivos
ANUNCIOS

Bogotá (AFP)

Desde 2016 han sido asesinados 282 líderes sociales o activistas de derechos humanos en Colombia, muchos por su apoyo al pacto de paz con la ahora exguerrilla de las FARC, denunció el jueves la Defensoría del Pueblo (ombudsman).

El jefe del organismo que vela por las garantías fundamentales, Carlos Negret, describió como "aterradora" la violencia que enfrentan los defensores de derechos en el país.

Prácticamente, cada tres días es asesinado un líder o activista en zonas donde ejercieron control los rebeldes y hay narcocultivos o explotación ilegal de oro u otros minerales.

"A la fecha del día de hoy, en Colombia se han asesinado 282 líderes sociales (...) por defender sus pensamientos", declaró Negret en rueda de prensa.

Agregó que "muchos de estos líderes sociales han caído asesinados porque promueven la implementación del proceso de paz" con la que fuera la guerrilla más poderosa de América, convertida en partido político.

El pacto, que promueve la sustitución de cultivos ilegales y reformas rurales, fue suscrito a finales de 2016 y condujo al desarme de unos 7.000 combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Varios grupos, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) -considerada la última guerrilla activa de Colombia-, se disputan las rentas ilegales en las zonas de las que salieron los rebeldes.

Negret mencionó que los asesinatos se enmarcan en una campaña "de expansión" del ELN, así como en disputas con grupos de origen paramilitar o con los guerrilleros que se apartaron del proceso de paz con las FARC, considerados disidentes por el gobierno.

La mayor cantidad de muertes violentas de líderes se produjeron en los departamentos de Cauca (75 homicidios), Antioquia (38), Norte de Santander (17), Nariño (15), Valle del Cauca (15) y Chocó (14).

En esos territorios los activistas están en la mira por alentar los acuerdos de sustitución voluntaria de los cultivos de coca, combustible del conflicto que pretende extinguir por completo el gobierno.

"No puede haber ni un líder social o defensor de derechos humanos más asesinado en Colombia y por eso reiteramos la obligación que tiene el gobierno de reforzar su seguridad", clamó Negret.

El presidente Juan Manuel Santos, que dejará el poder en agosto después de ocho años, busca con el ELN alcanzar un acuerdo similar al suscrito con el ahora partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Sin embargo, los diálogos iniciados en febrero de 2017 con esa guerrilla se encuentran en punto muerto, tras una ofensiva que lanzaron desde enero contra la fuerza pública.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.