Líder ultraderechista francesa, imputada por publicar fotos del grupo EI

Anuncios

Nanterre (Francia) (AFP)

La líder ultraderechista francesa, Marine Le Pen, fue imputada este jueves por haber difundido en diciembre de 2015 imágenes de las atrocidades cometidas por el grupo Estado Islámico (EI) en su cuenta en Twitter.

La excandidata a la presidencia francesa fue imputada por haber "difundido imágenes violentas", un delito que puede ser castigado con hasta tres años de cárcel y una multa de 75.000 euros, indicó a la AFP la fiscalía de Nanterre (suburbio de París).

"Estoy imputada por haber denunciado el horror de Dáesh (el acrónimo árabe del EI). En otros países me darían una medalla", dijo Le Pen a la AFP. "La persecución política ya ni siquiera respeta los límites de la decencia", agregó la presidenta del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN).

En las tres imágenes que difundió Le Pen en Twitter, bajo el título de "¡Esto es Dáesh!", se podía ver a un soldado sirio aplastado por un tanque, un piloto jordano quemado vivo en una jaula y al cuerpo del periodista estadounidense James Foley degollado.

Estas imágenes, publicadas unas semanas después de los mortíferos atentados de París del 13 de noviembre de 2015 (130 muertos y centenares de heridos), habían levantado una ola de indignación de toda la clase política francesa.

El mismo día de su publicación, la fiscalía de Nanterre abrió una investigación por "difusión de imágenes violentas" después de que el ministro del Interior de ese entonces, Bernard Cazeneuve, las denunciara ante la dirección de la policía judicial.

- 'Un puñetazo sobre la mesa' -

Le Pen y otro diputado del FN, Gilbert Collard, habían decidido divulgar esas imágenes para protestar por la comparación que había hecho un periodista, Jean-Jacques Bourdin, entre el FN y el EI.

El periodista había dicho en una entrevista con Gilles Kepel, un conocido especialista del mundo musulmán: "Volvamos a Dáesh. Quisiera volver sobre los vínculos... eh... entre Daesh y el Frente... en fin los vínculos, no los vínculos directos entre Daesh y el Frente Nacional, sino ese repliegue identitario que finalmente es una comunidad... de espíritu, porque la idea de Daesh es empujar a la sociedad francesa hacia el repliegue identitario".

Frente a las protestas de varios dirigentes del FN, Bourdin consideró "histérica" la reacción.

"No dije en ningún momento que el FN es como Daesh", "tengo demasiado respeto por los electores del FN como para entrar en una polémica inútil", aseguró.

Un día después de haber publicado los clichés, Le Pen retiró la foto del cuerpo degollado del periodista estadounidense James Foley, a pedido de la familia del reportero que habían expresado estar "profundamente impactados por la utilización que se hace de Jim en beneficio político de Le Pen".

Mantuvo no obstante en su cuenta las otras dos imágenes, explicando que su publicación era "la única forma de dar un puñetazo sobre la mesa" tras el "paralelo hecho (...) entre Dáesh y el FN".

Esta es la segunda inculpación de la líder de la extrema derecha francesa. En junio de 2017 fue imputada por la justicia francesa en un caso de asistentes parlamentarios franceses europeos por "abuso de confianza" y "complicidad de abuso de confianza".

alv-agu/meb/mb