La policía llega a casa de Netanyahu por casos de corrupción

Anuncios

Jerusalén (AFP)

La policía israelí se presentó este viernes en la residencia del primer ministro Benjamin Netanyahu, para tomarle declaración, según los medios, en el marco de las investigaciones por casos de corrupción que amenazan su gobierno.

Un periodista de la AFP vio dos vehículos de la policía entrar en su residencia en Jerusalén a las 09H00 (07H00 GMT). Una decena de camarógrafos y de fotógrafos esperaban la llegada de la policía, anunciada desde hace días por la prensa.

Al mismo tiempo, su esposa Sara Netanyahu era interrogada en Lod (centro) en las oficinas de la Lahav 443, el FBI israelí, según los medios.

Los policías quieren escuchar por separado a Netanyahu y a su esposa para averiguar si intentaron obtener algún beneficio de Shaul Elovitch, el accionista principal de Bezeq, el mayor grupo israelí de telecomunicaciones, precisaron.

- Ambiente enrarecido -

Aunque el primer ministro --que ha ocupado este cargo durante casi 12 años-- no está oficialmente inculpado en ninguno de los al menos seis casos que lo involucran directa o indirectamente, el ambiente se va enrareciendo en su entorno y la acumulación de reveses contra él va derivando hacia una atmósfera cada vez más preelectoral.

Elovitch es uno de los principales sospechosos en el caso Bezeq (o "caso 4000"), una investigación abierta en 2017, pero que estalló el 18 de febrero con la detención del propio Elovitch y de otras seis personas, entre ellos dos cercanos colaboradores del primer ministro.

Una de las personas detenidas, el exdirector general del ministerio de Comunicaciones, conocido como uno de los pocos hombres de confianza de Netanyahu, Shlomo Filber, negoció con los investigadores un acuerdo de cooperación a cambio de un estatuto de testigo protegido, con garantías de no ir a prisión, según informes de la prensa confirmados por la policía.

Según los medios, la policía sospecha que Filber actuó, cuando ocupaba este cargo, como intermediario entre los Netanyahu y Elovitch, director de Bezeq y de la influyente página web de información Walla.

La policía busca saber si los Netanyahu quisieron asegurarse una cobertura favorable por parte de Walla a cambio de favores gubernamentales, que podrían haber reportado cientos de millones de dólares a Bezeq, afirma la prensa.

- 'Noticias falsas' -

Los policías están en posesión de elementos muy comprometedores, como grabaciones de conversaciones entre Elovitch y el jefe de Walla, o mensajes enviados por Sara Netanyahu a la esposa de Elovitch, según la misma fuente.

"Fake news (noticias falsas). Nunca se ha producido nada semejante", respondieron los servicios del primer ministro el jueves en las redes sociales.

Sin embargo, Netanyahu está confrontado a la perspectiva del testimonio potencialmente devastador de cualquiera de las personas detenidas el pasado 18 de febrero.

Los policías también esperan interrogar a Netanyahu sobre otro caso, en el que hay sospechas de corrupción en torno a la venta por Alemania a Israel de tres submarinos de guerra fabricados por el gigante industrial ThyssenKrupp, según la prensa.

En otros dos casos en los que estaría implicado el primer ministro, se sospecha que Netanyahu y miembros de su familia recibieron regalos de lujo por un valor de un millón de sequeles (USD 285.000) de parte de riquísimas personalidades a cambio de favores financieros o personales.

Netanyahu proclama su inocencia en todos los casos, denuncia una "caza de brujas" de parte de la prensa y la oposición, y afirma estar determinado a permanecer en el poder.

Hasta ahora, los jefes de los partidos de su coalición, sobre los que reposa el gobierno de Netanyahu, siguen siendo solidarios con el primer ministro mientras no sea encausado.