May admite que UE y Reino Unido no pueden conseguirlo todo en las negociaciones

Anuncios

Londres (AFP)

Tanto el Reino Unido como la Unión Europea tendrán que renunciar a cosas en las negociaciones del Brexit, admitió este viernes la primera ministra británica, Theresa May.

"Ambos tenemos que afrontar el hecho de que esto es una negociación, y que ninguno de los dos obtendrá exactamente lo que quiere", dijo May en un discurso en Londres en el que esbozó su visión del futuro de la relación con la UE.

"Tenemos que resolver las tensiones entre algunos de nuestros principales objetivos", añadió May.

Esta admisión supone un cambio de tono de la primera ministra conservadora, a la que Bruselas había reprochado querer los beneficios de pertenecer a la UE sin las obligaciones.

"De alguna manera, el acceso a los mercados del otro será menor que ahora", constató May, en este discurso en que reiteró que el Reino Unido quiere abandonar el mercado único, la unión aduanera y la jurisdicción de la justicia europea.

May reclamó un acuerdo de libre comercio ambicioso con la UE, aunque admitió que ello significaría seguir dependiendo de algún modo de los asuntos europeos.

"Como con cualquier acuerdo comercial, tenemos que aceptar la necesidad de compromisos vinculantes".