Príncipe heredero saudita discute en Egipto estrategias para enfrentar al "terrorismo"

Anuncios

El Cairo (AFP)

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, discutió este domingo en El Cairo estrategias para enfrentar al "terrorismo" y las crisis de Oriente Medio, en el primer desplazamiento al extranjero en su condición de futuro monarca.

Salman y el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi analizaron planes de acción comunes "para encontrar soluciones polìticas a los diferentes conflictos" en la región y para afrontar "los peligros y desafíos" como "el terrorismo y los países que lo apoyan" indicó un comunicado conjunto luego del encuentro bilateral.

El presidente egipcio había recibido al príncipe en el aeropuerto de El Cairo. El jefe de la oficina del príncipe, Bader al Asaker, indicó por un tuit que su avión fue escoltado por cazas de combate egipcios cuando ingresó al espacio aéreo del país.

Egipto es un aliado regional clave para Arabia. La visita a El Cairo del nuevo hombre fuerte de Riad, al que su padre nombró príncipe heredero en junio, tiene lugar tres semanas antes de las elecciones presidenciales egipcias, en las que se prevé la reelección de Al Sisi.

Arabia Saudita y Egipto colaboran en importantes cuestiones regionales, como la guerra en Yemen y el bloqueo a Catar, con el objetivo principal de neutralizar la influencia de Irán en Medio Oriente.

La elección de Egipto como primer destino al extranjero constituye "una reafirmación de la cooperación saudo-egipcia al más alto nivel", había indicado a la AFP una fuente gubernamental saudita, según la cual las conversaciones se centrarán en Irán, el conflicto en Yemen, la lucha contra el "terrorismo" y la cooperación energética.

Egipto forma parte de la coalición militar liderada por Arabia Saudita en Yemen desde hace tres años en apoyo a las fuerzas progubernamentales contra los rebeldes hutíes, que controlan una parte del país, incluida Saná, la capital.

Egipto y Arabia Saudita también son dos de los países árabes que en junio decretaron un bloqueo a Catar, al que acusan de acercamiento a Irán y apoyar el "terrorismo", algo que Doha rechaza.

Arabia Saudita ve en Egipto un actor clave de la estabilidad regional, luego de que Al Sisi, entonces jefe del ejército, derrocara a su predecesor islamista Mohamed Mursi en 2013.

Luego Arabia Saudita ha suministrado ayuda a Egipto para propulsar su economía.

En 2015, durante una visita del rey Salmán a El Cairo, ambos países acordaron la transferencia de dos islas del mar Rojo a Arabia Saudita, causando protestas en Egipto.

El príncipe Mohammed es considerado como el gobernante de facto del reino y controla las principales riendas del poder.