Saltar al contenido principal

El Movimiento 5 Estrellas intenta dialogar con un derrotado PD 

Anuncios

Roma (AFP)

El Movimiento Cinco Estrellas comenzó un difícil diálogo con el derrotado Partido Demócratico, con el fin de poner fin al bloqueo que vive Italia tras el triunfo en las elecciones generales del domingo del voto antisistema.

La llamada "Tercera República" de Italia, sin los referentes políticos del siglo XX y con nuevos colores, en la que uno de cada dos italianos votó por partidos antisistema, está buscando una salida que garantice estabilidad y seguridad a la tercera economía de la zona euro.

Tras haber obtenido un apabullante resultado, los desobedientes de Cinco Estrellas, con el 32,7% de los electores a su favor y casi once millones de votos, exigen gobernar Italia y para ello necesitan aliarse con una fuerza menor que le garantice la mayoría necesaria en Parlamento.

Esa fuerza menor hoy en día es el ex gobernante Partido Democrático, que tras desplomarse a menos del 20%, se está desgarrando ante la posibilidad de llegar a un pacto con los enemigos del pasado.

"Juntos tenemos la ocasión de cambiar este país", lanzó el joven líder del M5E, Luigi Di Maio, en una carta publicada este miércoles por el diario La Repubblica, en la que resume los puntos sobre los cuales encontrar un acuerdo: desde eliminar el despilfarro hasta bajar los impuestos y el desempleo juvenil.

"No ha sido un voto ideológico, ni de protesta. Ha sido el voto por un programa, con puntos específicos", recordó Di Maio, rechazando lo que tildó de "teatrico" de la política italiana con acuerdos secretos y repartición de puestos.

"Vamos a formar el gobierno con quienes están dispuestos a realizar ese programa", reiteró.

- Un PD aniquilado -

La propuesta está aniquilando al Partido Democrático que perdió 2,5 millones de votos de 6 millones en cinco años y que según las estadísticas el 14% de sus electores votó el domingo por el M5E.

Pesos pesados del PD se han pronunciado a favor de un acercamiento, entre ellos Luigi Zanda, vocero en el Senado de los democráticos.

"Muchas cosas me separan del M5E. Pero hay que hablar con todos y con mayor razón con un partido que ha recibido un consenso tan amplio", explicó.

La guerra interna al PD no parece detenerse. Un sector del partido pide que su actual líder, Matteo Renzi, el gran derrotado, desaparezca como secretario general y deje de impedir un diálogo clave para garantizar la estabilidad al país.

Muchos dirigentes también quieren evitar nuevas elecciones ya que podrían salir más castigados de lo que ya quedaron.

Algunos medios de prensa aseguran que el sucesor en la jefatura de gobierno y primer ministro saliente, Paolo Gentiloni, figura entre aquellos que piden que Renzi salga de escena lo más rápido posible tras la catastrófica gestión de las elecciones.

"El 90% del PD está en contra de un acuerdo con el M5E", según el ministro saliente de Justicia, Andrea Orlando, quien con los datos en la mano calculó que en general la izquierda obtuvo sólo un cuarto de los votos, un vuelco para la historia de Italia.

La prensa italiana ha hecho cálculos sobre las otras alianzas posibles para lograr una mayoría parlamentaria.

Un pacto de los desobedientes del M5E con los xenófobos y ultranacionalistas de la Liga liderada por Matteo Salvini, los otros gran triunfadores, ha sido descartado por ambas partes.

Otra opción, matemáticamente posible, es una alianza entre la coalición de derecha de Salvini y Silvio Berliusconi y el PD, lo que los socialdemócratas rechazan categóricamente.

La primera prueba será la elección de los presidentes de las dos cámaras del Parlamento, a partir del 23 de marzo. Entonces, el Presidente de la República, Sergio Mattarella, comenzará sus consultas oficiales para designar al jefe de gobierno.

Las posibilidades de que Di Maio, de 31 años, sea designado no son tan remotas.

En las redes sociales circula una propuesta de alianza del M5E con el PD que recibió en menos de dos horas dos mil firmas de apoyo.

Di Maio, con sus modales educados y vestir impecable, antes de los comicios se reunió en Londres con inversores para dar garantías a los mercados, visitó en Milán a los empresarios y se reunió Roma con los embajadores de la Unión Europea.

El Movimiento Cinco Estrellas al parecer dejó de suscitar miedo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.