Elecciones en Colombia

Colombia: FARC ingresa a la política con el desafío de construir una plataforma tras más de 50 años de guerra

La FARC celebran un acto proselitista en Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, capital de Colombia, el 27 de enero de 2018.
La FARC celebran un acto proselitista en Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, capital de Colombia, el 27 de enero de 2018. Raúl Arboleda, AFP

Tras la firma de los acuerdos de paz, la exguerrilla tendrá su primera experiencia electoral en los comicios legislativos del 11 de marzo. Su objetivo es sumar espacios en el Congreso, pese al amplio rechazo que persiste en sectores de la sociedad.

Anuncios

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común fue el nombre que eligió la exguerrilla para iniciar un camino en el que buscará cambiar las armas por los votos.

Sin embargo, no será una misión fácil. El ingreso de la FARC a la vida política, que supone un paso clave en la reinserción a la legalidad, generó resistencias en amplios sectores de la sociedad, que permite anticipar un escaso respaldo en las urnas.

Pese a esto, los acuerdos de paz le garantizan a la FARC un espacio asegurado en el poder legislativo: el nuevo partido tendrá cinco bancas en el Senado y cinco en la Cámara por dos períodos, al margen de las que pudieran obtener en las urnas.

Ese no es la única garantía que ofrecen los tratados. En ese lapso de ocho años, a la FARC no se le exigirá cruzar el umbral del 3 por ciento de los votos necesarios para conservar su personería jurídica. Además, la formación debe recibir el 10 por ciento de los fondos públicos anuales destinados a partidos políticos y aquellos exguerrilleros que se sometan a la Justicia Especial para la Paz no verán afectados sus derechos políticos.

Parte del rechazo social a la inserción de la FARC en la vida política responde a que la exguerrilla se vio beneficiada con la protección política pese a que aún no se han puesto en marcha los mecanismos necesarios para que respondan por los crímenes cometidos durante más de 50 años de guerra en Colombia.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un mecanismo judicial acordado en las negociaciones de paz y que incluye penas de hasta ocho años de prisión, aún no comenzó a funcionar, al igual que otras entidades pactadas en los diálogos de La Habana como la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

La candidata al Senado, Sandra Ramírez, admitió que “no hemos encontrado gente que no comparte con nosotros”. “Hubo personas que muy respetuosamente nos dieron sus opiniones y nos dijeron que no están de acuerdo”, remarcó.

A pesar de esto, la aspirante a legisladora calificó de “una experiencia muy hermosa” a esta primera campaña política porque “hemos hecho un diálogo social y nos hemos encontrado con la gente del común, con sus expectativas, sus inquietudes y sentires”.

Ampliar la base política entre los sectores populares, el objetivo a largo plazo de la FARC

Conscientes de las resistencias que aún despiertan en la sociedad, los integrantes de la FARC se trazaron objetivos modestos para esta primera elección. En principio, sumar un legislador en cada cámara a los puestos ya asegurados en los acuerdos de paz sería una meta deseable para la exguerrilla.

De acuerdo a los sondeos de intención de voto, el respaldo a la FARC rondaría el 1%. Si bien expresó su desconfianza de las encuestas, Ramírez admitió que “no esperamos ganar, pero sí tener una buena votación”.

“Este es un proceso que no va a durar sólo esta etapa. Después de que dimos el paso para buscar una solución al conflicto social en otros escenarios, vamos a continuar por los próximos 8, 16 o 20 años que nos demoremos. Trabajaremos con el arma que nos quedó, que es la palabra, y con ella llegaremos a la gran masa en un diálogo cara a cara”, remarcó.

Las esperanzas de Ramírez se centran en el carácter “nuevo” del partido. “Está bien que ahora no logremos lo que queremos, pero más adelante somos conscientes que lograremos un gran apoyo de la gente. No tenemos ningún interés particular por defender, nos asiste una gran responsabilidad con la gente del común”, aseveró.

El ingreso de la FARC está asegurado con las diez bancas en el Congreso. Para Ramírez, “caminamos hacia tener nuestra bancada” en el legislativo, pero consideró que los lugares establecidos “nos sirven para avanzar” y trazó como objetivo inmediato comenzar a ganar espacios no sólo a nivel nacional, sino en los poderes públicos regionales.

En cuanto a los planes de la bancada de la FARC una vez que ingrese en el Congreso, la candidata al Senado aseguró que “vamos a trabajar con transparencia”, anticipó que propondrán un “pacto para no usar las armas en política” y prometió que trabajarán por “un país más equitativo” y en la construcción de políticas para la mujer.

La violencia y la salud de ‘Timochenko’, los obstáculos en la carrera política de la FARC

El rechazo de algunos sectores de la sociedad contra la FARC se vio reflejado en una serie de episodios de violencia, que incluso obligaron a la suspensión momentánea de la campaña. El punto cúlmine fue el 7 de febrero de 2018, cuando la camioneta que trasladaba a los representantes de la exguerrilla fue interceptada por manifestantes en Cali, al oeste de Colombia.

Para Ramírez, los hechos fueron “bochornosos” y aseguró que “es una intolerancia dirigida por la ultraderecha y los grupos reaccionarios”. En ese sentido, apuntó directamente contra el Centro Democrático (CD), partido del expresidente Álvaro Uribe, un acérrimo opositor a los acuerdos de paz. “El CD manipuló gente para que fueran a hacer asonadas contra nosotros”, acusó.

Y el último gran inconveniente para la FARC fue la inesperada recaída en el estado de salud del candidato a presidente, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, último máximo comandante de la guerrilla que había sido elegido para liderar la nómina en los comicios del 27 de mayo.

Londoño debió someterse a una cirugía de corazón el 7 de marzo de 2018 y, un día después, la FARC anunció su retirada de la carrera presidencial, aduciendo la delicada situación de salud de su candidato y la falta de garantías de seguridad de cara al resto de la campaña.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24