Saltar al contenido principal

Se enciende la llama de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang

Un grupo de deportistas durante la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang.
Un grupo de deportistas durante la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang. Joel Marklund / EFE

Más de 670 deportistas provenientes de 48 países participaron en la ceremonia que le dio inicio a la cita donde los atletas demostrarán su fortaleza y sus extraordinarias historias de superación.

Anuncios

Sobre iluminadas sillas de ruedas, seis deportistas recorrieron una plataforma circular para conmemorar la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang. A su alrededor, decenas de atletas vestidos de blanco los ovacionaron en medio del espectáculo lleno de luces y música con el que se encendió la vivaz llama de estas olimpiadas.

Durante poco más de una hora, atuendos luminiscentes invadieron el escenario. Nada impidió el desarrollo del evento en el que los aplausos marcaron la gala a pesar del frío. Las banderas de 48 países fueron ondeadas al largo de la cancha en la que se presentaron las delegaciones deportivas con trajes tradicionales.

Para Andrew Parsons, el presidente del Comité Paralímpico, este fue un acto inspirado en los sueños, en la luz, en el deporte. Según declaró, tras la presentación inaugural millones de personas "sentirán el brillo" de estas olimpiadas.

"Detrás de estos deportistas hay extraordinarias historias de superación que demuestran que los sueños se pueden convertir en realidad", aseguró Parsons sobre las justas.

En medio de la ceremonia, se escuchó el himno de Corea del Sur y luego los equipos deportivos iniciaron su curso sobre la grama del estadio. El primero fue el de Grecia y luego siguieron las selecciones de otras naciones como Brasil, Chile, Argentina, España y México.

Justamente por España, se destacó la deportista Astrid Fina. Es su segunda experiencia en los Juegos Paralímpicos, su disciplina es la del snowboard. Ella ama la nieve y deslizarse sobre pendientes cubiertas de esta fría capa se convirtió en su estilo de vida.

No estuvo sola. Ella entró en compañía de Víctor González, también español, con quien comparte la pasión por los deportes de nieve. Ambos llevaron en alto las insignias de su país, pese a que parte de su delegación se abstuvo de participar en el acto para garantizar su rendimiento físico en la primera jornada de competencias.

Algunas delegaciones fueron más grandes que otras. La más numerosa fue la que acudió en representación de Estados Unidos, la cual contó con el desfile de 165 deportistas. A este grupo lo siguió el de Canadá, con 124 atletas, y el de Corea del Sur, con 86 abanderados.

Aunque el grupo de Corea del Norte hizo su aparición por separado del de Corea del Sur, también se convirtió en foco de aplausos. Su delegación estuvo conformada por 17 representantes, entre quienes figuraban los únicos dos deportistas con los que contarán en competencia y un equipo de asistentes técnicos.

La cuota musical del espectáculo corrió por cuenta de una artista coreana invidente que entonó una canción en compañía de un grupo de niños y de Bandabi, la mascota de los Paralímpicos, quien se acaparó las miradas al realizar una presentación de baile en la que los juegos pirotécnicos fueron los cómplices de la blanca ovación de Pyeongchang.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.