En Foco

El peso de las iglesias evangélicas en la política de Colombia

Estas congregaciones protestantes han estado presentes en el país desde el siglo XIX y jugaron un papel importante en las renegociaciones de los acuerdos de paz con la exguerrilla de las FARC.

Anuncios

La iglesia Misión Paz a las Naciones asegura tener 25.000 miembros. Su sede principal está en Cali, al suroccidente de Colombia, pero tiene representación en más ciudades del país. Milton Rodríguez, ingeniero industrial de profesión, fundó este centro en 1988 y ahora compagina su labor como pastor con su candidatura al Congreso.

Es cabeza de lista al Senado de Colombia Justa Libres, un movimiento que surgió tras la renegociación del acuerdo definitivo firmado con la antigua guerrilla de las FARC. Fue precisamente en estas conversaciones en donde las iglesias evangélicas hicieron una gran presión en contra del pacto impulsado por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Parte de ellas hicieron campaña en contra de la refrendación del acuerdo en el plebiscito de 2016; en dicha votación el país dijo no a respaldar el texto firmado con las FARC.

“Éramos un eco intrascendente en las grandes decisiones del país, que de todas maneras también nos impactaban y nos afectaban y decidimos ser una voz contundente y sólida en las decisiones del país”, explica Jhon Milton el nacimiento de Colombia Justa Libres.

Él fue uno de los principales voceros de los evangélicos en la renegociación con las FARC. Parte de las propuestas conservadoras que llevó hasta la mesa de conversaciones hacen parte ahora de su campaña. “Somos provida, estamos a favor de la vida, no estamos en contra de nadie, pero sí a favor de la vida. Estamos a favor de la familia, estamos a favor del matrimonio estructural, básico, raizal de donde provienen todas las generaciones”, asegura desde su iglesia antes de uno de los cuatro servicios que ofrecen cada domingo.

Un fenómeno histórico con alcance latinoamericano

Las iglesias evangélicas llegaron a Colombia de manos de los misioneros europeos en el siglo XIX y pasaron por una persecución en los años 50. Desde ahí comenzaron a vivir una expansión.

Según la más reciente encuesta sobre religión del Latinobarómetro, en el país hay un 73% de católicos sobre un 14% de evangélicos. De acuerdo con datos del ministerio del Interior, en el territorio nacional hay más de 6.000 congregaciones de este tipo.

El  Congreso cuenta con tres diputados en el Senado y otros tres en la Cámara de Representantes del Partido Mira. Es una formación que funciona como la rama política de una iglesia evangélica, pero que en su caso estuvo a favor de los acuerdos de paz.

Para Medófilo Medina, historiador de la Universidad Nacional, esto es una cuestión con mucho arraigo en Colombia. “Estas iglesias pentecostales y neopentecostales pretenden un poco apropiarse de la tradición católica de participación en la política”, explica.

Jhon Milton es el reflejo de una región en donde otro pastor evangélico ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica. En Venezuela, otro líder de estas iglesias quiere llegar al poder y en Río de Janeiro hay un alcalde que comparte esta misma fe.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24