Acto conmemorativo

Fukushima recuerda a a las víctimas de la tragedia del 2011

Miles de japoneses recordaron a los fallecidos tras la tragedia ocurrida en el año 2011
Miles de japoneses recordaron a los fallecidos tras la tragedia ocurrida en el año 2011 Kimimasa Mayama / EFE / EPA

Japón se paraliza para recordar los hechos que enlutaron a miles de familias y que tiene a Fukushima en proceso de reconstrucción. Un terremoto y posterior tsunami causaron lo que es considerado el segundo desastre nuclear después de Chernobyl.

Anuncios

El 11 de marzo de 2011 cambió la vida para todo el territorio del “sol naciente”. Japón, considerada como una nación pujante y de rápida recuperación, aún no ha podido olvidar los destrozos que causaron dos eventos naturales con consecuencias devastadoras.

Hace siete años un terremoto de magnitud de 9 grados en las escala de Richter y posterior tsunami en la zona de Fukushima causó alarma entre la población. Los primeros reportes marcaron una cifra de miles de fallecidos por los dos fenómenos, aunque lo peor no había llegado.

Con el paso de los días, se confirma la mayor de las angustias. Los fenómenos naturales habían generado daños en la central nuclear de Fukushima Daiichi. Lo cual obligó la evacuación de un número importante de los habitantes.

A pesar de no haber causado víctimas directas, el accidente en la central de Fukushima es el de mayor gravedad después del ocurrido en la localidad soviética de Chernobyl en 1986. De acuerdo a algunas estimaciones fueron cerca de tres mil 600 personas las que fallecieron como consecuencia de enfermedades o suicidios debido a la situación.

Este número, se suma a las 18 mil 834 personas que fallecieron o desaparecieron como consecuencia del terremoto o el tsunami que devastó la zona en aquella tarde japonesa.

Se celebraron actos de homenaje para recordar a los fallecidos en la tragedia

Como es habitual cada 11 de marzo, los japoneses le rinden honores a aquellos que perdieron la vida en el lamentable hecho. En esta oportunidad los actos de conmemoración desarrollados en Tokio, contaron con la presencia del primer ministro Shinzo Abe. La misma fue presidida por el príncipe Akishino y la princesa Kiko quienes asistieron en lugar de la pareja imperial Akihito y la emperatriz Michiko, relevados de actos oficiales tras la intención de abdicar por parte del emperador.

Al noreste del archipiélago japonés y en las zonas devastadas, los que se hicieron presentes para recordar a sus seres queridos celebraron un minuto de silencio, el cual fue visto en el resto del país a través de las cámaras de televisión.

Abe tomó la palabra previo a entregar la participación a los habitantes de Fukushima. "Expreso mis condolencias a quienes han perdido a sus familiares y a sus amigos queridos" señaló el primer ministro japonés durante el acto.

Sin embargo, Hideko Igarashi, una mujer de 70 años, hizo reflexionar a los presentes con sus emotivas palabras. Originaria de la región, es una de las sobrevivientes de la tragedia. Hoy llora y recuerda a su esposo que no corrió con la misma suerte.

Sus palabras se centraron en no olvidar lo sucedido, pero más allá de la retórica triste, propuso “no olvidar nunca lo que aprendimos del desastre", para establecer planes de salvación en el futuro.

Asimismo, recordó los momentos vividos. "Me agarré a un árbol pero fui arrastrada por la ola. A mi marido se lo llevó lejos de mí, gritó Hideko tres veces", señaló, "Lamento no haberle dicho que huyera antes" agregó la dama.

Mientras tanto, en el propio lugar de la tragedia miles de japoneses se apersonaron al lugar para recordar a los fallecidos, al tiempo que oraron en las cercanías del mar bajo los criterios de las creencias orientales.

Fukushima sigue un proceso firme pero lento de reconstrucción

Poco a poco, Fukushima va recuperando el nivel de vida que ostentaba previo a lo ocurrido. Sin embargo, el mismo aún tiene aristas en las cuales el gobierno japonés y demás organismos involucrados deben trabajar a fondo.

Uno de ellos es respecto al número de desplazados que aún permanecen regados por otras zonas del territorio. De acuerdo a las cifras expuestas por la agencia japonesa para la reconstrucción de la región nordeste del país son 73.349 personas que se encuentran alojadas en residencias familiares, casas temporales y centros hospitalarios como consecuencia del accidente.

El mismo organismo refiere que la mayoría de estas personas fueron evacuadas de las zonas más cercanas a la central nuclear afectada, asimismo agrega que estas zonas se encuentran inhabitables debido a los altos índices de radiación en la región.

Varias zonas han sido reabiertas, pero el dolor y el temer son dos de los principales obstáculos que evitan el regreso de muchos habitantes a Fukushima. Por otro lado, diversas familias han visto más fácil el rehacer su vida en otro territorio, antes de esperar a que Fukushima vuelva a ser lo que fue.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24