Política francesa

Francia: el ultraderechista Frente Nacional cambia su nombre para romper con su pasado

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen durante el XVI Congreso del partido en Lille, Francia.
La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen durante el XVI Congreso del partido en Lille, Francia. Pascal Rossignol / Reuters

'Reagrupamiento Nacional' fue el nombre que propuso la líder de ultraderecha Marine Le Pen para desprenderse de su mala imagen entre el pueblo francés y del del legado de su padre, Jean-Marie. El cambio debe ser referendado en una consulta interna.

Anuncios

Desde la ciudad de Lille, donde los afiliados del Frente Nacional se reúnen para la edición número XVI de su Congreso, la presidenta del partido, Marine Le Pen, propusó el cambio:

"Cuando la mayoría de los franceses están viendo impresionados como su país se desmorona, quieren ver toda la energía positiva unirse, quieren ver unidad nacional y solidaridad. Este nuevo nombre debe ser más que solo inspiración, debe ser un grito de guerra, un grito de unión, enviado a todos aquellos que como nosotros aman a Francia. A todos los franceses, donde quiera que estén, siempre que quieran hacer historia con nosotros".

La líder de ultraderecha anunció que el partido abandonará el nombre que lleva desde 1972 y pasará a llamarse 'Reagrupamiento Nacional', una identidad que espera le sirva como base para renacer y transformar su partido que, aunque cuenta con un masivo apoyo, está estigmatizado por considerarse contrario a los valores republicanos.

La propuesta de Le Pen hija aún debe ser refrendada por los militantes del partido en una consulta interna.

El intento de refundar el Frente Nacional

Los militantes del partido aprobaron sus nuevos estatutos, que eliminan la figura de presidente de honor. Es que la 'refundación' del partido consiste basicamente en la expulsión definitiva de su cofundador y padre, Jean-Marie, quien está de pelea con Marine, y fue expulsado como militante en 2015.

Los 1.500 afiliados aprobaron con un 79,7 % de los votos las decisiones, mientras que un 20,2 % se expresó en contra.

El FN ya había excluido a Jean-Marie Le Pen, pero la justicia francesa había impedido eliminar cargo honorífico, por lo que los nuevos estatutos consagran la ruptura definitiva con el líder histórico de la ultraderecha francesa. En febrero, el Tribunal de Apelación de Versalles confirmó la legalidad de la exclusión de Le Pen padre, pero a la vez mantuvo su estatus de presidente de honor.

Detrás de esta decisión está la pelea entre padre e hija por sus declaraciones antisemitas y radicales, que mantienen la mala imagen del partido.

¿Vínculos de ultraderechas?

El sábado, durante la inauguración del Congreso del Frente Nacional, Steve Bannon se robó el show. El polémico exasesor del presidente estadounidense, Donald Trump, alentó a los militantes del Frente Nacional al asegurar que es "un movimiento mundial más grande que Francia, que Italia, que Hungría o que Polonia".

El exjefe de Gabinete de la Casa Blanca, Steve Bannon, asistió a la inauguración de la convención del Frente Nacional.
El exjefe de Gabinete de la Casa Blanca, Steve Bannon, asistió a la inauguración de la convención del Frente Nacional. Pascal Rossignol / Reuters

"¡La historia está de nuestro lado y nos va a llevar de victoria en victoria!", dijo al destacar a los países en los que la ultraderecha se impuso recientemente en las urnas.

Bannon además elogió a Marine Le Pen, lo que le valió la simpatía del potavoz del partido, Sébastien Chenu, quien afirmó que la presencia de Bannon en Lille simboliza el rechazo a lo "políticamente correcto" que comparten.

Agregó que Trump debe su victoria a Bannon, por lo que podría aportar al partido tras la aplastante victoria de Le Pen frente a Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de 2016.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24