Crimen

España, consternada por la muerte violenta de un niño de 8 años

Este lunes 12 de marzo le rindieron un último adiós a Gabriel Cruz con un acto solemne en Almería.
Este lunes 12 de marzo le rindieron un último adiós a Gabriel Cruz con un acto solemne en Almería. Carlos Barba /EFE

La autopsia revelada este 12 de marzo es una de las pruebas clave para los investigadores, que, si bien no descartan ninguna hipótesis, creen que la principal sospechosa actuó sola.

Anuncios

Este lunes 12 de marzo se iniciaron los actos en “capilla ardiente” para despedir a Gabriel Cruz, un niño de ocho años quien había desaparecido el pasado 27 de febrero y que fue encontrado sin vida en el baúl de un vehículo durante el pasado 11 de marzo.

El automóvil donde fue encontrado Gabriel era conducido por la madrastra del menor, Ana Julia Quezada, quien sostenía una relación con el padre del niño, según informaciones liberadas por las autoridades. La mujer fue aprehendida a 60 kilómetros del lugar donde había desaparecido el menor.

Este hecho, que mantiene consternada a gran parte de España, ha abierto de nuevo el debate sobre la aplicación de la pena de “prisión perpetua”.

De acuerdo a la autopsia realizada al cuerpo del menor, que fue hallado por la Guardia Civil española, el niño falleció el mismo día de su desaparición y el motivo del deceso fue por estrangulamiento.

Aunque Quezada ha manifestado que no tiene nada que ver en el hecho, fuentes de los organismos de seguridad de España han afirmado a EFE que desde un primer momento la mujer ha sido la principal sospechosa.

El episodio que disparó las alarmas sobre la mujer de origen dominicano fue cuando esta le entregó a los efectivos de la Guardia Civil una franela que supuestamente portaba el menor el día de su desaparición en un lugar que había sido rastreado varias veces por las autoridades y por voluntarios que participaron en la búsqueda.

Por el momento, la Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis. Los resultados de la autopsia aunado a las declaraciones que ofrezca la ahora detenida en la sede policial podrían dar detalles concluyentes sobre el asesinato del niño.

Los efectivos policiales se encuentran realizando investigaciones en una finca en la localidad de Níjar (589 kilómetros al sur de Madrid), lugar donde se encuentra el pozo donde Quezada habría ocultado el cuerpo de Gabriel hasta el momento en el que lo sacó para introducirlo en el baúl, según las hipótesis de las autoridades compartidas a los medios de comunicación.

 

Se abre de nuevo el debate sobre “prisión perpetua” para crímenes graves

El crimen de Gabriel ha generado un sinfín de comentarios sobre la “prisión permanente” para aquellas personas que hayan cometido crímenes graves dentro de la sociedad española.

Apegándose a la ley, muchos han sido los que han solicitado que el asesinato de Gabriel sea factible para aplicar la medida. La iniciativa fue respaldada por el editorial del diario conservador La Razón, de España, el cual calificó el hecho sobre el menor como el momento oportuno para hacerlo.

Sin embargo esta ley ha sido motivo de polémica y debate pues lo integrantes del Partido Popular (PP), el cual posee un pensamiento de derecha y al que pertenece el jefe de Gobierno Mariano Rajoy, sugieren ampliar la pena revisable a otros crímenes, mientras que la izquierda española busca derogarla.

La revisión de la cual hablan los integrantes del PP, refiere que un reo tras cumplir una sanción de 25 o 30 años podría solicitar una revisión de la sentencia, la misma de resultar negativa, le enviaría de por vida a la prisión.

Por este hecho, el Rey Felipe VI de España ha decretado un minuto de silencio en sus actividades al tiempo que el jefe de Gobierno Mariano Rajoy envió un mensaje de condolencia a los familiares de la víctima. Artistas y demás personalidades han manifestado su dolor a través de las redes sociales.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24