Petrobras reduce pérdidas en 2017, pero cierra en rojo por cuarto año consecutivo

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

Petrobras cerró su cuarto año consecutivo con pérdidas en 2017, impactada por una multimillonaria indemnización pagada a inversores en Estados Unidos por el escándalo de corrupción que golpea a la petrolera brasileña controlada por el Estado.

El gigante de los hidrocarburos registró una pérdida neta de 446 millones de reales el año pasado (139,7 millones de dólares al cambio promedio de ese año), anotando pese a todo una fuerte reducción respecto al resultado negativo de 14.824 millones de reales de 2016, informó el grupo el jueves.

El balance estuvo lastrado por dos factores no recurrentes: el pago de 2.950 millones de dólares en Estados Unidos (11.198 millones de reales) y la adhesión de la compañía a programas de regularización de deudas federales, por 10.433 millones de reales.

Petrobras ya había anticipado que el costo para cerrar la acción colectiva en un juzgado de Nueva York, la mayor indemnización de una empresa extranjera en la historia de Estados Unidos, impactaría en sus resultados del cuarto trimestre.

Sin esos elementos, "la empresa hubiese tenido un beneficio neto de 7.089 millones de reales", indicó en rueda de prensa el presidente del grupo, Pedro Parente, destacando una "trayectoria consistente de recuperación".

- Menos gastos -

En un año en que la compañía aumentó sus exportaciones netas de crudo, a mejores precios que en 2016, y consiguió cortar gastos de personal y los ocasionados por sus pozos ociosos, el resultado previo al pago de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) ajustado fue de 76.557 millones de reales, un 14% menos que en 2016.

El cuarto trimestre reflejó los costos derivados de los factores excepcionales y cerró con una pérdida neta de 5.477 millones de reales, frente a ganancias de 2.510 millones en el mismo periodo de 2016.

Ese resultado fue peor al esperado por los analistas y por el mercado, según reportó el diario económico Valor.

El Ebitda ajustado del cuarto trimestre fue de 12.980 millones de reales, en baja interanual de 47,6%.

- Deuda y producción -

Petrobras redujo en 2017 su deuda neta en 12% y la llevó a 84.871 millones de dólares. Además, la firma dijo que había prolongado el perfil de su deuda a 8,62 años desde los 7,46 años previos.

El índice de la deuda neta en relación al Ebitda subió a 3,67 en diciembre del año pasado, nuevamente por los gastos de la acción colectiva y la regularización de las deudas federales.

En septiembre del 2017, al cierre del tercer trimestre, ese indicador era de 3,16.

La producción total de crudo y gas natural alcanzó los 2,767 millones de barriles equivalentes de petróleo por día (BEP), sin cambios respecto al año precedente.

- El litigio -

Petrobras dijo que había optado por cerrar el litigio con los inversores en Estados Unidos "para eliminar riesgos e incertidumbres".

Los denunciantes le reclamaban una compensación luego de haber adquirido papeles de la empresa a precios que reflejaban el valor estimado de los activos antes de que estallara el escándalo que reveló una red de corrupción política en su seno.

El caso obligó a la petrolera a depreciar sus activos y pasar a pérdida más de 2.000 millones de dólares en su balance de 2014.

Petrobras señaló que el acuerdo no constituía "un reconocimiento de culpa o de la práctica de actos irregulares" y que se considera "una víctima" de los delitos revelados por la "Operación Lava Jato", que echó luz sobre un esquema de sobornos a políticos a cambio de obras en la estatal.

El caso se regó por todos los niveles de la administración pública sin distinguir partidos ni ideologías y llevó a prisión a parte de la élite empresarial y política de la mayor economía latinoamericana.