Un paraguayo y un brasileño entre los ocho muertos en penal de Bolivia

Anuncios

La Paz (AFP)

El gobierno boliviano elevó este jueves a ocho los presos muertos, entre ellos un paraguayo y un brasileño, durante una requisa policial en el penal de Palmasola (este).

"Son ocho personas, en las últimas horas ha fallecido un último privado de libertad", informó el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, sobre los incidentes registrados el miércoles durante un operativo para tomar el control de la cárcel.

Hasta el miércoles habían siete presos muertos y más de una veintena de heridos, entre reclusos y policías, por disparos de armas de fuego y golpes. El octavo fallecido es un boliviano, que esta atendido en un hospital público.

La autoridad detalló que entre los muertos hay un paraguayo y un brasileño que formaban parte del cuerpo de seguridad de un peligroso detenido que mantenía el control del centro carcelario.

Entre los presos heridos también hay un brasileño, un ecuatoriano, un paraguayo y un colombiano.

El gobierno realizó el operativo policial para tomar el control de Palmasola, pues arguyó que había "un completo desgobierno", pese a que el ingreso de personas y productos está bajo supervisión policial.

En Palmasola, de unos 4.000 internos, había tranquilidad, mientras la policía reubicaba a reos peligrosos y conflictivos a otras cárceles.

Por otro lado, la Iglesia católica pidió aclarar el deceso de reos. "Las muertes y el dolor que pudieron evitarse claman que se establezcan responsabilidades y sanciones justas e inmediatas", señaló.

La estatal Defensoría del Pueblo abrió, por separado, una investigación y reveló que alertó de la presencia de armas en el penal y pidió que se precautele la vida de las personas.

En 2013, Palmasola fue escenario del más grave enfrentamiento entre presos registrado en Bolivia, que dejó 35 muertos.

Las cárceles bolivianas sufren un grave hacinamiento y son, según la OEA, las segundas más superpobladas de Latinoamérica, después de las de El Salvador.