EEUU y Corea del Sur sugieren a Corea del Norte tomar el "camino correcto"

Anuncios

Washington (AFP)

Corea del Norte tendrá un "futuro más brillante" si toma el "camino correcto" de la desnuclearización, sugirieron este viernes durante una conversación telefónica los presidentes de Estados Unidos y Corea del Sur, Donald Trump y Moon Jae-in.

Trump "reiteró su intención de encontrarse con el dirigente norcoreano Kim Jong Un" previsto antes de finales de mayo, y expresó junto a Moon Jae-in, "un cauteloso optimismo con relación a recientes avances" respecto a Pyongyang, indicó la Casa Blanca en una nota oficial.

"Un futuro más brillante está disponible para Corea del Norte si elige el camino correcto", coincidieron.

Durante la llamada, los dos líderes, que deben reunirse a su turno con Kim, "evocaron los esfuerzos en curso para preparar sus próximos contactos con Corea del Norte", según el texto.

Destacaron "la importancia de aprender de los errores del pasado y se comprometieron a una continuada y estrecha cooperación para mantener la máxima presión sobre el régimen de Corea del Norte", añadió la presidencia estadounidense.

Según Donald Trump y Moon Jae-in, "solo las acciones concretas, no palabras, serán clave para alcanzar una desnuclearización durable de la península coreana".

La crisis por las ambiciones nucleares de Pyongyang, dio un giro espectacular la semana pasada: luego de meses de una escalada de provocaciones e insultos mutuos entre Estados Unidos y Corea del Norte, Kim Jong Un dijo, según emisarios surcoreanos, estar listo para un histórico encuentro directo con Donald Trump y para discutir sobre una eventual desnuclearización con los estadounidenses.

El presidente estadounidense aceptó en el instante, pero las autoridades norcoreanas han guardado estricto silencio sobre el tema hasta el momento.

Como señal de la repentina efervescencia que ronda el tema, el ministro japonés de Relaciones Exteriores, Taro Kono, fue recibido este viernes en Washington por el secretario de Estado adjunto John Sullivan, que lleva las riendas de la diplomacia estadounidense tras el despido de Rex Tillerson el martes.

Los dos diplomáticos estimaron que el anuncio sobre la próxima cumbre Trump-Kim "es una oportunidad histórica y que la campaña mundial de presión máxima funciona y debe continuar", indicó el departamento estadounidense de Estado en un comunicado.

Japón, el socio de Washington más ferviente en la defensa de una línea dura frente a las ambiciones nucleares norcoreanas, fue sorprendido por el giro que tomaron los acontecimientos la pasada semana.

Deseoso de no quedar al margen de eventuales negociaciones sobre el arsenal nuclear de su vecino, Tokio intenta, según los medios japoneses, organizar también una cumbre entre su primer ministro Shinzo Abe y Kim Jong Un.

John Sullivan debía recibir la tarde del viernes al ministro surcoreano de Relaciones Exteriores, Kang Kyung-wha, cuyo país ha estado al frente de las maniobras para empujar el histórico encuentro entre Trump y Kim.

El jefe de la diplomacia surcoreana también se reunió el jueves con la hija y consejera del presidente estadounidense, Ivanka Trump, según un responsable de la Casa Blanca.