Tensión judicial

Duterte formaliza la salida de Filipinas de la Corte Penal Internacional

El presidente Rodrigo Duterte ha manifestado su deseo de que Filipinas abandone el organismo judicial a raíz de los señalamientos por su campaña antidrogas
El presidente Rodrigo Duterte ha manifestado su deseo de que Filipinas abandone el organismo judicial a raíz de los señalamientos por su campaña antidrogas Rolando Mailo-ho / EFE

Cumpliendo los protocolos establecidos, Teodoro Locsin, representante permanente de Filipinas ante la ONU, hizo entrega formal de un texto donde se le anuncia al secretario general la decisión de abandonar el organismo.

Anuncios

El gobierno de Rodrigo Duterte ha establecido un duro programa en contra de las drogas y el narcotráfico desde junio del pasado año 2016. Dicha situación ha provocado denuncias por parte de las organizaciones defensoras de derechos humanos, cuestionando la medida que a su juicio, podría establecer crímenes de lesa humanidad.

El anuncio de parte de la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI)   Fatou Bensouda de iniciar investigaciones en torno a los probables crímenes cometidos por el Gobierno de Rodrigo Duterte llevaron a la nación asiática a solicitar su salida del referido organismo de justicia internacional.

"Filipinas retira con efecto inmediato su ratificación del Estatuto de Roma (...) parece que hay un esfuerzo concertado de los relatores especiales de la ONU para dibujarme como un cruel y despiadado violador de los derechos humanos que supuestamente he ordenado miles de ejecuciones extrajudiciales", expresó el mandatario filipino para anunciar la retirada del organismo.

Sin embargo, en el documento entregado este viernes 16 de marzo por el representante filipino en Nueva York no se encuentra la “retirada con carácter inmediato” tal y como fue anunciada por Duterte días atrás.

De acuerdo al artículo 127 del estatuto de Roma, la salida de un estado de la CPI solo puede hacerse efectiva un año después de que el Secretario General de la ONU haya sido notificado por escrito.

"La decisión de retirarse es una posición de principio de Filipinas contra quienes quieren politizar y militarizar los derechos humanos", refleja parte del escrito presentado a la máxima autoridad de la ONU.

Los crímenes por los que podría ser enjuiciado Rodrigo Duterte

El pasado 8 de febrero de 2018 representantes de la CPI anunciaron que abrirían una investigación preliminar contra Rodrigo Duterte debido a las presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas en la lucha antidrogas.

Sin embargo, un año antes, un particular filipino interpuso ante la CPI la exigencia de juzgar a Duterte por “asesinatos en masa” ocurridos durante los 22 años en los que fue alcalde de Davao, una población ubicada en la pequeña isla de Mindanao, aunado al hecho de los casos presentados durante la lucha antidrogas.

Cifras de la policía filipina aseguran que en el marco de la operación en contra del flagelo de la droga han contabilizado 4.100 fallecidos. Sin embargo, la agencia de noticias AFP cita que algunas organizaciones de derechos humanos reflejan que la cifra puede ser tres veces superior.

La CPI ha reiterado los pedimentos al Gobierno Filipino para que recapacite en torno a la medida de retiro, puesto que es uno de los pocos países de Asia que forman parte de la misma. Pero advierten que la salida del organismo, no exime que los presuntos crímenes señalados sean investigados.

No obstante, Duterte ha desarrollado una campaña de acoso constante en contra de los redactores de la ONU, en especial sobre la francesa Agnes Callamard, quien fue asignada para el caso filipino.

La Corte Penal Internacional es un organismo fundado en el año 1998, el cual se ampara en el estatuto de Roma. Su misión es la de juzgar a las personas e instituciones que hayan cometido crímenes de lesa humanidad o hayan vulnerado derechos humanos en abuso de su poder.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24