Paz en Colombia

Colombia: En marcha la Jurisdicción Especial para la Paz, columna vertebral de los acuerdos con las Farc

La sede de la Jurisdicción Especial para la Paz en Bogotá, Colombia.
La sede de la Jurisdicción Especial para la Paz en Bogotá, Colombia. Carlos Julio Martinez / Reuters

Las víctimas del conflicto armado en Colombia podrán exponer sus casos ante la JEP, encargada de investigar y juzgar los crímenes cometidos durante la guerra de 50 años en Colombia.

Anuncios

El mecanismo de justicia transitoria evaluará violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario, que pudieron haber cometido integrantes de la exguerrilla o agentes del Estado, en medio del conflicto armado.

Como un mecanismo para garantizar el derecho a la justicia, a la verdad, a la reparación y a la no repetición, así se presenta ante las víctimas la Jurisdicción Especial para la Paz, que ya abrió sus puertas y que promete ser pilar de una de las principales promesas del presidente Juan Manuel Santos tras la firma de los acuerdos con las FARC: Una paz estable y duradera.

Durante el primer día de funciones, la Jurisdicción reportó que recibió un total de 6.475 solicitudes, denuncias de víctimas que ahora serán revisadas por un grupo de magistrados. Así lo explica su presidenta Patricia Linares: “Es el punto de partida para empezar a sanar heridas, a partir de administrar una justicia para que no haya impunidad, pero también con vocación de reconciliación".

Dichas investigaciones se basarán en hechos históricos y en pruebas que podrán ser presentadas por organizaciones de Derechos Humanos, étnicas y de víctimas. Serán éstas un “pilar importante” para la jurisdicción, según señaló la magistrada de la Sala de Reconocimiento de Verdad, Julieta Lemaitre.

“Las víctimas tendrán un lugar central que las dignifique”

La JEP estudiará los hechos presentados tanto por miembros de las FARC, agentes de la fuerza pública, agentes del Estado que no hayan sido parte de la fuerza pública y terceros civiles que gusten presentar sus casos ante la Jurisdicción.

Lo podrán hacer todos aquellos que se consideren víctimas de graves violaciones como genocidio, delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra. El objetivo de los magistrados será analizar cuáles de ellos aplican para ser juzgados por dicho mecanismo y no por la justicia ordinaria.

La apertura de la JEP es considerada por el Gobierno colombiano, como un hecho histórico. Las sanciones que establecerá la Jurisdicción Especial para la Paz, serán de tipo restaurativo es decir penas como, por ejemplo, prácticas de desminado o reparación de infraestructuras. También podrá decretar las medidas de reparación simbólica que considere. Pero la cuestión será otra para quienes no acepten haber cometido los delitos, ellos podrían ser enviados a prisión.  

El mecanismo transitorio funcionará durante un periodo inicial de 15 años.

Con EFE y Reuters.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24