"La montaña es el lugar que me hace vivir", dice Kilian Jornet

Anuncios

Beaufort (Francia) (AFP)

A sus 30 años, Kilian Jornet es ya una leyenda de la montaña. Autor de récords y hazañas en proyectos fuera de lo común, recorre desde hace catorce años los circuitos deportivos para acumular más de "400 competiciones" en su haber.

Sin emocionarse por esta actuación excepcional (en esquí de montaña en invierno y carreras de montaña en verano), el español, conocido por sus ascensiones corriendo, afirmó en una entrevista a la AFP, coincidiendo con su participación en la mítica Pierra Menta, prueba de esquí de montaña en el macizo de Beaufortin, en los Alpes franceses, que la montaña "es el lugar que me hace vivir".

P: Tras su regreso hace un mes después de una operación en los dos hombros, encadena las competiciones. ¿Cuál es su programa a partir de ahora?

R: "Tras la Pierra Menta, voy a hacer la vuelta al Rutor (Italia), una carrera de tres días la semana próxima y ahí pararé las competiciones este invierno. Tengo ganas de volver a casa y hacer una buena preparación. Vivo en Romsdal, en Noruega. Es una región en la que la gente practica la montaña pero no son muchos. En algunos lugares puedes estar 20 o 30 horas sin cruzarte a nadie".

P: Usted comenzó la competición en 2004 con un título de campeón del mundo juvenil. ¿Tiene una idea del número de competiciones que ha hecho desde entonces?

R: "Las conté el año pasado y creo que eran 400 competiciones, entre carreras de montaña y esquí de montaña. Es solo una cifra, pero son más los recuerdos. No busco ganar un número determinado de carreras".

- Siempre motivado -

P: ¿Cómo consigue usted estar siempre tan motivado?

R: "Lo que es interesante con la competición, es que te cuestionas todo el tiempo. Hay gente que sube fuerte, gente que se entrena de forma diferente, el nivel continúa ascendiendo. Uno tiene que cuestionarse siempre para intentar mejorar o mantenerse. Es muy importante como motivación la competición, si quieres ganar tienes que entrenarte para ello. Es mucho más simple que entrenarte para proyectos. En la competición, hay un resultado y una clasificación, ves si progresas".

P: ¿Puede usted proyectarse sobre lo que va a hacer en los años venideros?

R: "Me proyecto para algunas cosas en las que hay que pensar con tiempo. Pero sobre la competición, he aprendido que uno no se puede proyectar demasiado lejos ya que nunca se sabe tu grado de motivación. Cuando tenía 20 años, me decía: 'Con 30 años pararé'. No es mi forma de funcionar. Si tengo ganas de hacer cosas, las voy a hacer. Después, hay que proyectarse a cosas que necesitan más logística o que tienen que ver con tu vida, pero no con las competiciones".

P: ¿Correr estará siempre en el centro de sus actividades?

R: "Yo no diría correr sino estar en la montaña. Eso sí. He vivido con ella, es donde me siento bien, donde tengo a la mayoría de mis amigos, es el lugar que me hace vivir".

P: ¿Qué espera a nivel personal de la gran cita en carrera de montaña, el Mont Blanc (UTMB), en agosto?

R: "Creo que estaré, pero todavía no es seguro. Todavía no he cerrado mi calendario de verano. Estoy inscrito pero tengo otros proyectos también. Espero estar".