Saltar al contenido principal

Reunión sobre Siria en Astaná con ministros de Rusia, Irán y Turquía

Anuncios

Astaná (Kazajistán) (AFP)

Los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Rusia y Turquía están reunidos en Astaná este viernes para hablar sobre la situación en Siria, casi un mes después que el régimen sirio iniciara una ofensiva contra un enclave rebelde a las afueras de Damasco.

La preocupante situación que se vive en Guta Oriental, un suburbio de la capital siria, probablemente esté en la mesa de conversaciones entre el ministro iraní, Mohamad Javad Zarif; el ruso, Serguéi Lavrov; y el turco, Mevlut Cavusoglu.

"Millones de sirios están mirando en dirección de Astaná", afirmó Lavrov al inicio de la reunión, donde los tres negociadores debe trabajar para avanzar hacia el fin del conflicto.

Un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores ruso había afirmado anteriormente que durante las conversaciones se considerarán "la situación 'en el terreno'" y los "éxitos y las dificultades en el proceso de distensión".

Se espera que esta reunión allane el camino de cara al encuentro de los presidentes de esos tres países el próximo 4 de abril en Estambul.

En casi siete años de guerra, más de 340.000 personas han muerto en Siria, en un conflicto que desde su comienzo en 2011 se ha ido complicando con la implicación de potencias internacionales y grupos yihadistas.

En Guta Oriental, cerca de 1.260 civiles -una quinta parte de los cuales son niños- han muerto desde el 18 de febrero, cuando el régimen sirio inició su ofensiva para arrebatar el enclave a los rebeldes.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, describió el otrora feudo de los rebeldes, donde hay escasez de alimentos y medicamentos, como un "infierno en la Tierra".

Las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Asad, controlan más del 70% del enclave, del que huyeron 20.000 civiles el jueves, según la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Turquía, que apoya a los rebeldes, exigió que se pusiera fin al sitio de Guta Oriental, si bien persiste en su ofensiva contra la localidad de Afrin, habitada mayoritariamente por kurdos, en el norte de Siria.

El enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, no pudo acudir a la reunión de Astaná por estar enfermo, indicó su oficina el jueves, que señaló que lo sustituiría su adjunto, Ramzy Ezzeldin Ramzy.

Kazajistán ha albergado varias rondas de negociaciones sobre Siria desde enero de 2017 impulsadas por esos tres países, en la mayoría de las cuales participaron delegaciones del gobierno sirio y de la oposición.

En Astaná se firmó, el año pasado, un acuerdo para establecer cuatro "zonas de distensión" con el fin de reducir los enfrentamientos entre el gobierno y los rebeldes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.