Saltar al contenido principal

Ojo por ojo: Moscú expulsa a 23 diplomáticos británicos del suelo ruso

Un policía ruso al frente de la embajada británica en Moscú, el 17 de marzo de 2018.
Un policía ruso al frente de la embajada británica en Moscú, el 17 de marzo de 2018. David Mdzinarishvili / Reuters

Una semana es el plazo que Rusia le ha dado a los diplomáticos de Inglaterra para abandonar su país. La medida fue tomada en represalia a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido.

Anuncios

Las acusaciones por parte del Reino Unido hacia Rusia en el caso Skripal debilitan cada vez más las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El Kremlin ordenó el 17 de marzo la expulsión de 23 diplomáticos británicos que trabajaban en territorio ruso, como respuesta a la medida tomada por los británicos de expulsar de su territorio a 23 diplomáticos rusos.

En un comunicado del ministerio de Exteriores ruso, los expulsados fueron declarados como “personas no gratas”.

Además de la expulsión de los 23 diplomáticos por ambas partes, Moscú anunció el retiro del permiso para la apertura del consulado general británico en San Petersburgo, la segunda ciudad más importante de Rusia, y la suspensión de las actividades del British Council (Consejo Británico) en territorio ruso.

La tensión entre Rusia y el Reino Unido crece por el caso Skripal

Sergei Skripal, exespía ruso, y su hija Yulia Skripal, fueron envenenados el pasado 4 de marzo en la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra. La primera ministra británica, Theresa May, dio un corto plazo a Moscú para que diera detalles sobre el envenenamiento del exagente.

A falta de respuesta, el Reino Unido decidió expulsar de su territorio a 23 diplomáticos rusos. La medida hizo eco en el Consejo de Seguridad de la ONU, el cual realizó una reunión de emergencia convocada por el Reino Unido. Desde Nueva York, Rusia aseguró que no tenía nada que ver en el asunto.

Pero, ¿por qué Londres insiste en obtener una respuesta por parte de Moscú? El agente nervioso utilizado para envenenar a los Skripal es Novichok, de grado militar y desarrollado en Rusia.

Luego de una reunión en el ministerio de Exteriores ruso, el embajador del Reino Unido en Rusia, Laurie Bristow, declaró que su país le dio la oportunidad a Rusia de explicar cómo llegó el agente nervioso a Salisbury: “le pedimos a Moscú que declarara ese material a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas. No lo hizo, por lo tanto, anunciamos ciertos pasos a seguir". La repuesta de Rusia no se hizo esperar.

con REUTERS y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.