La UE une fuerzas con Londres en el caso del exespía ruso envenenado

Anuncios

Londres (AFP)

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea afirmaron este lunes su "solidaridad sin reservas" con Londres en el caso del exespía ruso envenenado en el Reino Unidos, donde expertos internacionales llegan para investigar.

Los ministros, reunidos en Bruselas, también reafirmaron en un comunicado que toman "sumamente en serio la valoración del gobierno británico de que es muy probable que la Federación Rusa sea responsable".

El presidente ruso Vladimir Putin, reelegido el domingo, rechazó toda responsabilidad estimando que era un sinsentido acusar a Moscú.

Por su parte, el portavoz de Putin pidió que el gobierno británico suministre las pruebas con las que sustenta esa acusación.

El ex agente doble Serguei Skripal, de 66 años, y hija Yulia, de 33 años, fueron envenenados el 4 de marzo en Salisbury (suroeste de Inglaterra) con una sustancia tóxica que pertenece a la familia de agentes Novitchok, desarrollados por Rusia.

- 'Sinsentido' -

En este contexto, expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) deben reunirse el lunes con sus homólogos del laboratorio militar británico de Porton Down, cerca de Salisbury, y de la policía británica. Las autoridades deben entregarles muestras de la sustancia utilizada.

Estas muestras "serán analizadas en laboratorios internacionales" y los resultados se conocerán al menos "en dos semanas", según las autoridades británicas.

Los mandatarios de Estados Unidos, Alemania y Francia dieron su apoyo al análisis de Gran Bretaña en el caso Skripal que sostiene que se trata de la primera vez que se utiliza un agente neurotóxico en las calles de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, y pide a Rusia que publique los detalles de su programa Novtichok.

"Que alguien pueda pensar que en Rusia alguien se permitiría hacer esa cosas justo antes de la elección y la Copa del mundo de fútbol, es absurdo, un sinsentido", reaccionó Vladimir Putin el domingo.

"Destruimos todas nuestras armas químicas bajo la supervisión de observadores internacionales", afirmó asegurando que Rusia está dispuesto a "participar en las investigaciones necesarias". "Para ello es necesario que la otra parte (los británicos, NDLR) también esté interesada. De momento no lo vemos".

El ministro británico Boris Johnson buscó en Bruselas el apoyo de sus homólogos europeos. Allí aseguró que los desmentidos de Rusia "son cada vez más absurdos".

La víspera afirmó que Londres dispone de "pruebas de que Rusia no sólo buscó desarrollar agentes neurotóxicos para asesinar estos últimos diez años, sino que además hizo reservas de Novitchok".

A modo de protesta Londres expulsó a 23 diplomáticos rusos e interrumpió los contactos bilaterales. Rusia respondió expulsando a 23 diplomáticos británicos y ordenando el cese de las actividades en Rusia del British Council, un organismo de promoción de relaciones culturales y de educación.

Moscú también dijo haber retirado el "acuerdo para la apertura y funcionamiento" del consulado británico en San Petersburgo.

- Sanciones -

La reacción de la UE, preparada el lunes por los ministros del bloque, será discutida durante la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del jueves y viernes en Bruselas.

La hipótesis de sanciones se baraja, pero ninguno de los ministros de Exteriores de la UE se pronunció explícitamente sobre el tema.

El bloque europeo ya está dividido sobre las sanciones económicas adoptadas para castigar a Rusia por la anexión de Crimea en 2014. La semana pasada fueron prorrogadas por otros seis meses, pero varios países de la UE se oponen a que sean más duras.