Londres considera "cada vez más absurdos" los desmentidos rusos por el envenenamiento del exespía

Anuncios

Bruselas (AFP)

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, consideró este lunes "cada vez más absurdos" los desmentidos de Rusia sobre su implicación en el envenenamiento de un exespía ruso en el Reino Unido.

"Los desmentidos de Rusia son cada vez más absurdos", afirmó al llegar a Bruselas para una reunión con sus homólogos de la Unión Europea (UE).

El presidente ruso Vladimir Putin criticó tras su reelección el domingo las acusaciones británicas, que calificó de "gran disparate".

"Un día sostienen que nunca han producido Novichok [un agente nervioso], otro día afirman que han producido Novichok pero sostienen que todas las existencias han sido destruidas, luego anuncian que algunas se han escapado misteriosamente a Suecia o Eslovaquia, a la República Checa o a Estados Unidos e incluso al Reino Unido", ironizó Johnson.

"Lo que la gente puede ver es que se trata de una estrategia clásica de Rusia que consiste en ocultar la aguja de la verdad en un pajar de mentiras", agregó.

El exespía ruso Serguéi Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, se vieron expuestos el 4 de marzo a un agente neurotóxico identificado como Novichok en la ciudad inglesa de Salisbury. Ambos continúan hospitalizados en estado crítico.