Saltar al contenido principal

Reino Unido y la Unión Europea logran un período de transición post Brexit

El ministro británico a cargo del Brexit, David Davis (izquierda), y el negociador europeo, Michel Barnier, definieron en Bruselas lo referente a la aplicación de un perídodo de transición.
El ministro británico a cargo del Brexit, David Davis (izquierda), y el negociador europeo, Michel Barnier, definieron en Bruselas lo referente a la aplicación de un perídodo de transición. Francois Lenoir / Reuters

El acuerdo que se extenderá por un período de 21 meses, permite que Gran Bretaña pueda participar del mercado único además de la unión aduanera, sin formar parte de las decisiones del bloque del cual se retirará el próximo año.

Anuncios

"Hemos alcanzado un acuerdo sobre el periodo de transición" así lo dio a conocer el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, que destacó que Bruselas y Londres acordaron dicho lapso después de que el Reino Unido abandone definitivamente el bloque el próximo 29 de marzo del año 2019.

La transición fue propuesta en un primer momento por el gobierno de Londres con la finalidad de evitar las consecuencias de una salida violenta. Ahora los británicos tendrán la posibilidad de concluir de mejor manera acuerdos comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Dicha transición tendrá una vigencia de 21 meses entre el 30 de marzo de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020. Durante dicho tiempo Gran Bretaña tendrá acceso al mercado común y la unión aduanera, mientras que no podrá interferir en las decisiones de la Unión Europea.

Por otro lado, durante la rueda de prensa posterior al encuentro que sostuvo Barnier con el representante del gobierno de Theresa May, David Davis, se explicó que los participantes aceptaron la medida sobre la cual los ciudadanos británicos y de los 27 países de la UE que lleguen durante el período de transición, tengan los mismos derechos que los que llegaron antes del Brexit a cualquier país europeo miembro del bloque o al Reino Unido.

Sigue abierta la discusión sobre la frontera con Irlanda

Este acuerdo aclara un poco el panorama respecto a la salida del Reino Unido de la Unión Europea; el mismo se estableció a pesar de que todavía no existe una solución definitiva sobre el tema de la frontera irlandesa, una discusión que había bloqueado las conversaciones previas.

A pesar del establecimiento de la transición, en los términos propuestos por Londres, aún el tema limítrofe con Irlanda permanece abierto. Vale decir que Theresa May, la primera ministra británica, había rechazado la propuesta presentada por los europeos, debido a que a su juicio, afectaría la integridad del país.

Con respecto a este tema, Barnier detalló que se pusieron de acuerdo en establecer un área reglamentaria común que incluya tanto a la Unión Europea como a Irlanda sin fronteras internas, esto como una manera de alcanzar una solución momentánea al no tener una respuesta definitiva.

"Nos pusimos de acuerdo hoy para que la solución del 'backstop' forme parte del texto jurídico del acuerdo de retirada" destacó Barnier durante la rueda de prensa.

No obstante, Davis como representante del Reino Unido, dejó claro que su país sigue buscando alternativas satisfactorias para ambas partes. "Aceptamos la necesidad de incluir un texto jurídico que describe esta solución (…) Pero nuestra intención sigue siendo alcanzar un acuerdo tan parecido que no necesite medidas específicas en relación con Irlanda del Norte” indicó Davis.

Este acuerdo fue dado a conocer previo a la reunión que los 27 países del bloque sostendrán el próximo 22 y 23 de marzo respectivamente y en donde se aprobará la decisión común de los países miembros respecto a las relaciones comerciales con Reino Unido.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.